Pastor: “Castro no era de mi confianza”.

El exministro de Justicia, Aurelio Pastor, negó que el exviceministro de su gestión, el aprista Gerardo Castro Rojas, haya sido su “hombre de confianza”, y tras calificar su intento de soborno a un funcionario estatal como “una traición al partido y al gobierno”, dijo que este debería ser separado del Apra cuanto antes.

“Fue una decepción, pues lo veía como un nuevo representante joven; ese fue un motivo por el que se le promovió como viceministro. (…) Jamás ha sido mi hombre de confianza o mi brazo derecho. Cuando asumí, yo preferí quedarme con el personal que ya estaba allí”, indicó.

En declaraciones a Canal N, el también legislador añadió que cuando él asumió esa cartera, lo retuvo como parte de su equipo porque confió que su antecesora, Rosario Fernández, había escogido bien a su personal. No obstante, recordó que Castro ingresó a ese sector en la gestión de María Zavala.

“Lo que él ha hecho es grave, no solo como delito, es un acto de traición. Debió mantener una conducta adecuada pese a no ser funcionario. Una traición a los objetivos del gobierno y del partido”, remarcó.

Asimismo, dijo que a Castro lo conoce solo como aprista, y que no tiene ninguna relación con él. “Jamás he trabajado con él, mi relación es solo partidaria”, remarcó.