Ronaldinho se transforma en la estrella del Carnaval

Ronaldinho fue el personaje más destacado del primer día de festejos carnavalescos en el Sambódromo de Rio de Janeiro, donde participó de los desfiles de dos comparsas, las tradicionales Portela Estación Primera de Mangueira.

Ronaldinho disfruta en el Carnaval de Río

En las primeras horas de la madrugada de hoy Ronaldinho, vestido con un traje, sombrero y corbatas blancos, paseó y sambó (danzó samba) en medio de la agrupación Portela, en la que también participaron cientos de exuberantes bailarinas.

Ocho guardaespaldas acompañaron de la ex estrella del Milan y el Barcelona, que acaba de fichar para el Flamengo, donde el sábado convirtió su cuarto gol de la temporada, en la victoria 3-2 sobre Olaría, por el campeonato regional de Rio de Janeiro.

El cambista Monarco, uno de los referentes Portela, agradeció la presencia de Ronaldinho en esa antigua «escola do samba» cuyas instalaciones fueron destruidas por un incendio hace un mes.

Ronaldinho «ya venía siendo invitado para desfilar con nosotros hace muchos años, sólo que no podía porque estaba en Italia, ahora que está en Rio va a desfilar todos los años con nosotros, a Ronaldinho le gusta Portela», comentó el cantante carioca Monarco.

«Mengo, Mengo (diminutivo de Flamengo)», coreó parte de la tribuna del Sambódromo carioca al ver pasar hoy a Ronaldinho, que el sábado había recibido el premio de «rey del baile rojinegro» de manos de la presidenta flamenguista, Patricia Amorim.

Conocido por su afecto a la parranda, luego de danzar con la comparsa Portela, Ronaldinho volvió a la pasarela del sambódromo cerca de las 5 horas de hoy.

Lo hizo con un frac blanco rematado con un moño rojo, y recorrió el Sambódromo junto a la «escola do samba» Mangueira, agrupación oriunda de una de las favelas más conocidas de Rio de Janeiro.