Alerta atómica en Japón: la situación en la planta nuclear “es crítica”

Luego del terremoto de 8,9 grados se inició un incendio en la central de Onagawa. Y la planta de Fukushima presenta problemas de refrigeración, por lo que las autoridades pidieron evacuar a unas 2.000 personas.

La planta atómica japonesa Fukushima, dañada por el terremoto que hoy devastó a ese país, «esta en una situación crítica lo que podría derivar en una fusión del núcleo del reactor», advirtieron hoy expertos y ambientalistas. El país está bajo alerta atómica.

Según la organización Greenpeace, las autoridades niponas se concentran en reactivar el sistema de refrigeración en la planta, que resultó dañado por el terremoto de magnitud 8,9 y que está operando a batería.

Expertos japoneses citados por la Sociedad para la Seguridad de reactores de Colonia (GRS), un «think-tank» atómico en Alemania, señalaron además que la batería podría agotarse en cuestión de horas.

Según informaciones del canal NHK, la presión aumentó en uno de los reactores y los responsables analizan la posibilidad de sacar «un poco» de aire, lo que según un experto, se trataría de un «proceso habitual».

Como medida de precaución, el gobierno ordenó evacuar a unas 2.000 residentes en las cercanías de la planta y decretó una alerta atómica.

En tanto, las cuatro centrales nucleares japonesas más cercanas a la región del noreste golpeada por un violento terremoto se encuentran «apagadas y en seguridad», anunció desde Viena la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA).

«Las cuatro centrales nucleares más cercanas al sismo se encuentran apagadas y en seguridad», informó la AIEA en un comunicado.

El vocero del gobierno, Yukio Edano Kan, explicó que la alarma atómica se decretó para facilitar la eventual adopción de medidas de emergencia.