Roma prepara homenajes para la beatificación de Juan Pablo II

La ciudad de Roma, con la idea de que siempre estuvo en el corazón del papa Juan Pablo II como parte de un amor que fue correspondido ampliamente.

La ciudad de Roma, con la idea de que siempre estuvo en el corazón del papa Juan Pablo II como parte de un amor que fue correspondido ampliamente, está lista para rendirle tributo en la fecha de su beatificación y para recibir los millares de peregrinos que se esperan en el fin de semana del 29 de abril al 2 de mayo, a través de una gran movilización de fuerzas urbanas y de una serie de actos culturales.

Paralelamente a las ceremonias religiosas a cargo de la Santa Sede, la ciudad ha preparado dos exposiciones:

«Karol, el papa de los pueblos» en la Plaza de la República (contemporáneamente con Cracovia), que presentará del 29 de abril al 4 de mayo una selección de fotos dedicadas a Juan Pablo II y la ciudad de Roma, incluyendo cuatro «gigantografías», con efectos luminosos especiales durante la noche.

«El altar de Dios», del 28 de abril al 25 de septiembre (junto con Varovia) en los Museos Capitolinos del Palacio Caffarelli se contará la historia de un hombre que ha marcado una era con imágenes, objetos que le pertenecieron y videos de una extraordinaria vida cotidiana

También la Plaza del Campidoglio (Alcaldía de Roma) participará el 2 de mayo en esta gran fiesta con «Juan Pablo II y Roma: memoria y gratitud», un concierto de la Orquesta Estable de Sanremo, dirigida por Fabrizio Santori, que abrirá con un «Magnificat» a dos voces y seguirá con numerosos artistas de música popular, concluyendo con el «Ave Maria» del «Intermezzo» de la ópera «Cavallería Rusticana». Acompañará el acto las intervenciones del secretario del papa polaco, cardenal Stanislaw Dziwisz; su encargado de prensa, Joaquín Navarro Valls; el ex rabino mayor de Roma, Elio Toaff y muchas otras personalidades religiosas y laicas.

Por iniciativa del Ministerio de la Cultura, los días domingo 1 y lunes 2 de mayo estarán abiertos todos los museos romanos (los lunes es el día tradicional de cierre) para permitir a todos los turistas y fieles que lo deseen visitar y apreciar las obras de arte, con el costo de entrada reducido a solamente 1 euro.

Además de todo ésto, Roma tiene reservada una sorpresa para este importante encuentro, a mediados de mayo será inaugurada una estatua de bronce de Juan Pablo II, de unos 4 metros de altura, realizada por Oliviero Rinaldi y donada a la ciudad por la Fundación Silvana Paolini Angelucci, que será colocada delante de la estación ferroviaria de Termini.

El programa municipal de bienvenida incluye una mltiplicación de todos los transportes (terrestres, ferroviarios y aéreos), de los funcionarios de todas las fuerzas del orden y de los voluntarios de la protección civil, el establecimiento de baños químicos públicos adicionales, puntos para emergencias médicas y puntos de información turística, así como un novedoso sistema de comunicaciones e información.

Una cita única para la capital que quiere dar lo mejor de sí misma para celebrar a un Pontífice muy cercano al corazón de los romanos.

El Universal