Prohíben a niñeras disfrutar del mar en Cañete, como en épocas del esclavismo

Otro caso de discriminación se vive en la playa de Cayma, ubicada en el balneario de Asia. La niñera Wendy fue recriminada por sentarse en una de las sillas “para los patronos”.

El vigilante de la playa informó que las niñeras no pueden ingresar al mar, al mismo tiempo que los demás socios, y si lo desearan solo están permitidas en horas de la noche, cuando nadie las vea.

Asimismo, indicó que si dichas trabajadoras no cumplen con las normas son sancionadas o como siempre sucede, despedidas de la casa donde laboran.

N. de R. En pleno, siglo XXI, las repugnantes prácticas de la esclavitud se repiten en un distrito de la provincia de Cañete.