Todo lo que dejó las intensas lluvias en las zonas alto andinas de Yauyos

El embate de la naturaleza protagonizado  por las lluvias  la última semana dejaron  una serie de estragos en las zonas alto andinas de Yauyos.

La tarde del último martes, en el distrito  de Yauyos,  se venía corriendo una fuerte alarmada porque la crecida del río estaba aumentando  considerablemente su caudal , lo que muchos tomaron en  broma.

Ya de retorno de Yauyos con dirección a Cañete, se observaba que las pozas del criadero de truchas aún se encontraban seguras, sin embargo días después fueron arrasadas por el agua del rio.

En tanto, una sucesión de huaicos cayó en las cuencas de las provincias de Cañete y Yauyos, al sur de Lima. Estos interrumpieron la comunicación y dañaron campos de cultivo: unas 300 hectáreas de sembríos de panllevar y frutales en una docena de zonas rurales.

El río Yauyos destruyó los puentes Tupe y Huallampi y dejó aisladas a cinco mil personas. En el apartado distrito de Huantán (120 km al este de Cañete), colapsó el puente del mismo nombre y dejó unos cien damnificados.

El río Cañete tuvo una intempestiva crecida y alcanzó un aforo de 320 metros cúbicos por segundo. Ello ocasionó el colapso de la bocatoma de riego de la localidad de Socsi, en Lunahuaná, que distribuye agua a unas nueve mil hectáreas de cultivo. Por esto, y por el deterioro de la carpeta asfáltica, la vía hacia Lunahuaná está obstruida entre los kilómetros 21, 22 y 25.