El Trabajo para las mujeres sigue siendo escaso

Mercado no atiende la creciente demanda laboral de mujeres.

A pocos días de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo, las ofertas laborales para éstas no son las más favorables. Y es que según el informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el nivel de Desempleo femenino en los últimos seis años ha bajado apenas 0.7 puntos porcentuales.

El reporte reveló que el Desempleo en las mujeres en el trimestre móvil, noviembre 2005 y enero 2006, fue de 10.7% y al compararlo con los últimos meses de 2011 y el primes mes del presente año, se aprecia que la tasa de Desempleo afecta al 10% de las féminas.

Si bien la disminución del nivel de Desempleo es positiva, según el especialista Julio Gamero, preocupa el poco avance en que se viene reduciendo en los últimos años.

“La reducción del Desempleo es ya un hecho positivo, sin embargo la población espera que el Desempleo abierto (gente que busca trabajo y no lo encuentra) baje en mayor intensidad”, afirmó.

Según Gamero, estas cifras indican que hay una mayor incorporación de la mujer en el mercado de trabajo y que no encuentra oportunidades.

Para Javier Neves Mujica, profesor de la Universidad Católica, esta baja reducción en el nivel de Desempleo está explicada por los sectores en que está concentrada la economía nacional.

Precisó que sectores como el minero no generan muchos puestos de trabajo, por ello Neves recomendó que se inviertan más en aquellos sectores que requieran mayor mano de obra, como el agro. Según especialistas, para crear un empleo en el sector minero se necesita una inversión de S/. 373 mil, mientras que en la agricultura apenas S/. 22, 400.

Según el INEI, se considera subempleados a las personas que laboran menos de 35 horas semanales por causas involuntarias (subempleo por horas) o las que trabajan más de 35 horas semanales pero sus ingresos no cubren la canasta básica de alimentos (subempleo por ingresos).

Según Gamero, dentro del subempleo se encuentra una mayor presencia femenina. Explicó que esta situación obliga a que existan políticas que sean más equitativas y que generen igualdad de oportunidades.

Recomendó que se inicien programas de calificación específica y normas laborales que no penalicen la presencia de mujeres.

“A veces se evita contratar a las mujeres porque se cree que no van a trabajar si salen embarazadas y otros beneficios que por ley les corresponden, hay que incidir más en políticas públicas para que tomen en cuenta más a las mujeres en programas de empleo”, afirmó Gamero.

Gamero sostuvo que sería recomendable poner cuotas de género (participación de mujeres) en los programas de empleo.