Solo el 5,8% de estudiantes de zonas rurales entienden lo que leen

En noviembre del 2011 se tomaron unas pruebas a escolares de segundo grado de Primaria de Educación Básica y cuarto grado de Primaria de Educación Intercultural Bilingüe en escuelas privadas y estatales del país. A estas las llamaron Evaluación Censal de Estudiantes (ECE). Los resultados no son alentadores.

La brecha entre los niveles de aprendizaje en escuelas del sector público en zonas rurales se ha ampliado en comparación a las ubicadas en zonas urbanas. Sin embargo, la ministra de Educación, Patricia Salas O’Brien, afirmó que con “las ambiciosas metas trazadas” el actual gobierno pretende “superar los últimos resultados”.

Salas señaló que “los niveles de aprendizaje en el Perú no han avanzado. La mayoría de los escolares evaluados no alcanzaron los niveles esperados para su grado durante la anterior administración gubernamental”.

RESULTADOS GENERALES
Los resultados de las pruebas se presentan de acuerdo a los siguientes niveles: Nivel 2, donde se ubican los estudiantes que lograron los aprendizajes esperados para el grado. Nivel 1, donde están quienes no alcanzaron el nivel requerido.

Patricia Salas indicó que en el caso de Matemática, la prueba muestra que a escala nacional, “solo el 13,2% de los estudiantes a nivel nacional alcanzaron los aprendizajes esperados, lo que significa que *en los tres años consecutivos este resultado prácticamente no ha variado*”.

Por otro lado, en comprensión de lectura los resultados revelan que 47,1% de los escolares no lograron los aprendizajes esperados. Respecto a las brechas entre la educación urbana y rural, se puede apreciar que en el Nivel 2, en la zona urbana, el 36,3% de estudiantes entienden lo que leen, mientras que en la zona rural sólo el 5,8% lo hace.

EDUCACIÓN BILINGÜE
Los resultados muestran que la mayoría se ubica por Debajo del Nivel 1 (68%), mientras que sólo el 10,5% logró los aprendizajes esperados. De las poblaciones lingüísticas evaluadas, aimaras y quechuas, el 13,4% y 9% presentan mejores resultados en el nivel esperado, en comparación con las poblaciones awajún y shipiba (1,5 y 1,2%).

El Comercio