Trágico accidente aéreo dejó más de 30 muertos en Siberia

Un total de 31 personas murieron al estrellarse un avión de pasajeros ATR-72 en el norte de Siberia, accidente al que sobrevivieron doce de sus ocupantes, todos ellos hospitalizados en estado de extrema gravedad.

El aparato de la compañía aérea rusa UTair se estrelló poco después de despegar del aeropuerto de Tiumén, con destino a la ciudad de Surgut, informó el Ministerio de Rusia para Situaciones de Emergencia.

A bordo del avión, un bimotor turbohélice de fabricación francesa, se hallaba un total de 43 personas, de las cuales 39 eran pasajeros y cuatro tripulantes, quienes fallecieron en su totalidad según informó la compañía UTair.

Varios testigos del accidente señalaron haber visto cómo salía humo de los motores del avión en el momento en que se precipitaba a tierra, en campo abierto, a unos 40 kilómetros de la pista desde donde había despegado minutos antes.

Por su parte, el Comité de Instrucción de Rusia indicó que la investigación de las causas de accidente baraja varias hipótesis de trabajo: un fallo técnico, un error de los pilotos o de los servicios de tierra.

El portavoz del Comité de Instrucción, Vladímir Markin, informó que la nave tenía 35 mil horas de vuelo, además había sido sometida en 2010 a una revisión general en Alemania y que su última inspección reglamentaria había sido efectuada en Tiumén hace dos meses.

Muchos de los pasajeros del vuelo UT120 eran empleados de compañías petroleras que operan en la región de Tiumén, que alberga ingentes reservas de hidrocarburos.

Dos horas después del accidente, un segundo avión de UTair, un Boeing 747, se vio obligado a abortar el despegue por problemas técnicos cuando ya rodaba por la pista del aeropuerto de Tiumén, informaron las autoridades locales.

EFE