Joven chino vende un riñón para comprarse un iPhone y una iPad

La madre del joven de 17 años, solo identificado como Wang, lo hizo confesar cuando le descubrió sus nuevos gadgets en abril del año pasado y lo interrogó sobre la procedencia del dinero, reportó la agencia de noticias Xinhua.

Un adolescente en China vendió uno de sus riñones a una red de traficantes de órganos y utilizó el dinero para comprarse un iPhone y una iPad, informó este viernes la prensa oficial del país asiático.

La madre del joven de 17 años, solo identificado como Wang, lo hizo confesar cuando le descubrió sus nuevos gadgets en abril del año pasado y lo interrogó sobre la procedencia del dinero, reportó la agencia de noticias Xinhua.

Tras ser denunciado el caso, la policía descubrió una red dedicada al negocio ilícito de los trasplantes de órganos que involucraba a personas de varias provincias.
El líder de la banda, He Wei, se encontraba en dificultades por deudas de juego, y buscó obtener ganancias a través de la venta ilegal de riñones, según fiscales de la ciudad de Chenzhou, en la provincia de Hunan.

El hombre pidió a otro de la banda que buscara donantes a través de internet y a otro más que rentara una sala de operaciones a través de un doctor del departamento de urología de un hospital local. También fueron presentados cargos contra un cirujano, el quinto integrante de la red.
He recibió unos 220.000 yuanes (unos 34.800 dólares) por el riñón, de los cuales entregó 22,000 (unos 3.400 dólares) al joven, según Xinhua. El resto fue dividido entre los otros integrantes de la banda.

Un año después de la operación, el joven sufre de insuficiencia renal y su salud se deteriora, según la agencia.
La escasez de órganos es uno de los principales motivos por los cuales abundan las redes de tráfico ilegal, en un país donde hay una pobre cultura de la donación.
A principios de marzo pasado, un tribunal de Beijing anunció que procesó a más de una docena de personas por la venta ilegal de 51 riñones humanos con un valor aproximado de 10 millones de yuanes (1,6 millones de dólares).
Fuente: CNN