Explosión mató a 18 nigerianos en misa de Domingo de Resurrección

Las sospechas recaen sobre extremistas musulmanes de la organización Boko Haram, una secta que quiere expulsar a los cristianos del norte del país, de mayoría islámica.

La comunidad cristiana de Nigeria volvió a ser blanco hoy de un ataque con al menos 18 muertos, coincidiendo con un llamamiento del papa Benedicto XVI para que haya paz y tolerancia religiosa en el país africano.

Una explosión causó numerosas víctimas en una iglesia en el norte de Nigeria cuando se celebraba la misa de Pascua, informan los medios desde la ciudad de Kaduna. Las autoridades hablan de al menos 18 fallecidos, según la BBC.

Las sospechas recaen sobre extremistas musulmanes de la organización Boko Haram, una secta que quiere expulsar a los cristianos del norte del país, de mayoría islámica.

VIOLENCIA PESE HA LLAMADO DE PAPA
En Roma, el papa recordó hoy en su homilía los sufrimientos de los cristianos en África y en particular en Nigeria, de la que dijo que ha sido escenario “en los últimos tiempos de sangrientos atentados terroristas”.

Pidió para el país que “la alegría pascual le infunda las energías necesarias para recomenzar a construir una sociedad pacífica y respetuosa de la libertad religiosa de sus ciudadanos”.

En Nigeria, el país más poblado de África con unos 150 millones de habitantes, aproximadamente la mitad son musulmanes y la otra mitad cristianos.

El Comercio