«Hacíamos chistes para mantenernos de buen ánimo y hasta hablamos de política».

«Durante todo momento nos mantuvimos unidos, hacíamos chistes y bromas para mantenernos de buen ánimo. Hasta hablamos de política», narró hoy Roger Pariona (28), líder del grupo de mineros que hoy fue rescatado de la mina Cabeza de Negro, en Ica.

Manifestó a la Agencia Andina que «empieza una nueva vida para mí, es como si hubiera vuelto nacer».

«Parece que he vuelto nacer, nunca me imaginé pasar por esta situación, ni tampoco mis compañeros mineros. La verdad no pensaba que iba a pasar esto por trabajar en la informalidad. Venimos aquí para llevar un pan a nuestras casas«, declaró tras ser atendido por el personal médico.

Roger, quien estuvo atrapado en la mina con su padre Jacinto Pariona, agradeció al Presidente de la República, Ollanta Humala, a los ministros de Estado, a la compañías mineras y a todo el personal de la Policía Nacional, bomberos y de salud.

Contó que él fue al primero que le comunicaron sobre la presencia del Jefe del Estado porque era quien dirigía al grupo.

«Nosotros estábamos recostados en plásticos y me pasan la voz (avisan), a través de la manguera, para decirme que se trataba del Presidente Humala y todos saltamos de emoción», recordó.

Roger Pariona agregó que «me siento muy contento de que el Presidente nos haya visitado y que se haya acordado de los pobres. Su presencia nos dio mucho más ánimo, y sobre todo ahora que se ha comprometido en apoyarnos en el tema de la formalización».

Edwin Bellido, otro de los obreros rescatados, contó que durante su permanencia en el socavón “nos hacíamos chistes, corríamos y andábamos para vencer el frío».

«El primer día no comimos; el segundo día, con la manguera, nos pasaron alimentos. Comíamos sobre los cascos”, comentó.

Bellido, quien se desempeñaba como taxista antes de llegar a Cabeza de Negro, dijo que si bien tuvieron algunos problemas “tratamos de poner de nuestra parte, nos dieron pastillas, si no era por el tubo (manguera) qué hubiera sido de nuestras vidas”.

Refirió que se sintieron contentos cuando hablaron con los expertos de las mineras que vinieron a apoyar en el rescate, y tenían confianza en ellos y en el apoyo del Mandatario. Reconoció que lloró al ser liberado, debido a la emoción.
FUENTE: Andina