Max Álvarez no discutió con presos antes de morir

El director del penal San Pedro (ex Lurigancho), coronel PNP Tomás Garay, negó que el cirujano Max Álvarez haya tenido contacto con otros presos, o algún tipo de disputa antes de fallecer.

Indicó que Álvarez, quien cumplía prisión por la muerte de expareja Claudia Badaracco, fue atendido la tarde de ayer en la clínica del penal por una descompensación en su salud.

Tras retirarse a su celda, y pasar la noche, aparentemente tranquilo, el médico fue hallado sin vida a las 06:00 horas de hoy, manifestó Garay en diálogo con RPP Noticias.

Descartó asimismo que el interno haya sido atendido por una enfermedad crónica, sino que se trató de un malestar cotidiano.

Garay refirió que los peritos de la Policía determinarán si procede realizarse la necropsia al cuerpo del fallecido.

Álvarez cumplía su condena por la muerte de su ex pareja Claudia Badaracco, quien falleció en un quirófano cuando la operaba.