EL I.G.P. recomienda que cada familia debe organizar simulacros de sismo.

Es responsabilidad de cada núcleo familiar organizar en forma continua simulacros de sismo y no esperar a que alguna autoridad o institución lo haga, pues la cultura de prevención debe cultivarse desde casa, recomendó hoy el director de Sismología del Instituto Geofísico del Perú (IGP), Hernando Tavera.

“Es sabido que por su ubicación, Perú es un país altamente sísmico; por lo tanto, el trabajo de prevención ante estos fenómenos debe empezar desde la unidad y la unidad es la familia, no podemos esperar que solo las entidades organicen este tipo de ensayos”, declaró a la Agencia Andina.

Insistió en que es responsabilidad de cada padre y madre organizar a los integrantes de sus familias a través de simulacros y tener a la mano su plan de evacuación y las mochilas de emergencia.

Señaló que en el país se requiere darle mayor fuerza a la educación y la prevención a través de ensayos, por lo que destacó el simulacro programado por el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) para el jueves 31 de mayo.

Dijo que las instituciones públicas y privadas también tienen la responsabilidad de realizar sus propios simulacros para mejorar la preparación.

Tavera advirtió a la población que la costa central del país (Áncash, Lima e Ica) experimentan un «silencio sísmico prolongado» porque desde hace 266 años no registra un evento de gran magnitud como los ocurridos en Chile y en Japón.

Recordó que un terremoto de 8.5 grados de magnitud en la escala de Richter sacudió Lima en 1746, el cual también afectó a los departamentos de Ica y Áncash.

“Ese sismo es comparable al terremoto ocurrido en Chile (27 de febrero de 2010) de 8.8 grados y al de Japón (11 de marzo de 2011) de 9 grados”, sostuvo.

Insistió en que mientras más tiempo pase es mayor la probabilidad de que ocurra un evento sísmico de gran magnitud tras indicar que la catástrofe más reciente en Perú es el sismo de 7.0 grados registrado el 2007 en la provincia iqueña de Pisco.