Nuevo caso de canibalismo tras consumo de extraña droga.

Un hombre de 27 años fue detenido después de morder a otro bajo la influencia de algún tipo de droga desconocida, en el condado de Manaree, en la costa oeste de Florida (EEUU).

El suceso se produjo cuando Charles Baker se presentó en la casa de su novia para visitar a sus hijos. Al abrirle la puerta, comenzó a maldecir, a gritar y a quitarse toda la ropa.

Baker empezó a tirar muebles y cuando otro hombre, identificado como Jeffrey Blake, que se encontraba en la casa, intentó detenerle, le mordió y le arrancó un trozo de carne de un abrazo.

Blake, de 48 años, logró inmovilizarle hasta que agentes de la policía se presentaron en la vivienda.

Baker se enfrentó a los agentes, que, tras aplicarle varias veces la pistola de descargas eléctricas, le detuvieron y le trasladaron a un centro médico antes de llevarle a la cárcel.

El caso de este hombre, que afronta un cargo de agresión con agravante, se suma a otros dos ocurridos recientemente en el sur de Florida, cuyos protagonistas también han sido identificados como «caníbales» por los medios locales.

Las autoridades investigan si actuó bajo los efectos de la droga sintética «sales de baño», que se vende como «Cloud 9» o «Ivory Wav», entre otros nombres.