Eva Bracamonte lloró al escuchar detalles de la muerte de su madre

Eva Bracamonte rompió en llanto esta mañana al escuchar los detalles del protocolo de necropsia de su madre, la empresaria Miryam Fefer, quien fue asesinada el 15 de agosto del 2006.

Durante una nueva audiencia por el juicio oral en donde la joven es procesada por presunto parricidio, la especialista del Ministerio Público Gladys Samamé Vallejos precisó que la víctima sufrió lesiones mortales en el cuello que fueron hechas posiblemente con un cable o cordón, a lo que ella opuso resistencia.

Según agregó, fueron una o dos personas las que atacaron durante un tiempo de 15 a 20 minutos a la madre de Eva, quien también presentó heridas en las piernas, manos, pecho y rostro.

En el Penal de Lurigancho también se presentó a declarar Elmer Salas Asencio, el perito de psicología del Ministerio Público, quien ratificó sus conclusiones sobre los perfiles psicológicos de Eva, Liliana Castro Mannarelli y Alejandro Trujillo Ospina, asesino confeso.

Salas dijo el colombiano presenta una personalidad “disocial”, la cual se refiere a un patrón de conducta en el que las personas “fingen o quiebran frecuentemente las normas, las reglas y las formas de convivencia que socialmente compartimos nosotros”, pero no hay un aprendizaje y lo puede hacer nuevamente. Asimismo, “no tiene capacidad para poder sentir culpa por lo que hace”.

Respecto a Castro Mannarelli, también procesada por presunta autoría intelectual del crimen, sostuvo que es individualista, egocéntrica y de limitada tolerancia ante la frustración.

Finalmente, explicó que Eva siempre busca la aprobación de personas significativas para ella, muestra inmadurez, vulnerabilidad y puede ser fácilmente manipulada por los demás, aunque no es impulsiva.