3.202 venezolanos esperan por un trasplante

Tres veces a la semana, Irina tiene que ir a dializarse a un hospital caraqueño. Lo hace desde marzo, a poco menos de un año de recibir un diagnóstico de enfermedad renal. "Es tedioso, es largo, pero no importa, primero está mi salud. Además de estudiante soy músico, y por la diálisis no puedo ir a mi orquesta con la misma frecuencia; pero después del trasplante podré ir".
(Créditos: google.com)

Últimas Noticias.- Tres veces a la semana, Irina tiene que ir a dializarse a un hospital caraqueño. Lo hace desde marzo, a poco menos de un año de recibir un diagnóstico de enfermedad renal. «Es tedioso, es largo, pero no importa, primero está mi salud. Además de estudiante soy músico, y por la diálisis no puedo ir a mi orquesta con la misma frecuencia; pero después del trasplante podré ir».

Guillermo Soler, papá de Irina, es breve al hablar. «Nuestra vida cambió totalmente. Sus riñones se quedaron pequeños y necesita un trasplante. Necesitamos que las personas sean donantes». Irina, de 16 años de edad, es una de las 1.327 personas que esperan por un riñón y uno de los 14 mil 383 pacientes que están en diálisis actualmente.

Como Irina hay 3 mil 202 venezolanos en espera; 1500 aguardan por un trasplante de córnea, 350 por médula ósea y 25 por hígado, informó la gerente ejecutivo de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (Ontv), Zoraida Pacheco.

Esta organización tiene 15 años trabajando en el área, ejecutando el Sistema de procura de Órganos y Tejidos (Spot), que está bajo la supervisión del Ministerio de Salud, y con el trabajo paulatino han mejorado las estadísticas sobre donación y trasplantes; sin embargo, falta más solidaridad.

Venezuela cuenta con 3,83 donantes por millón de habitantes, pero la meta es tener entre 4 y 7 por millón, rango en el que se ubican los países de Latinoamérica. En 1999 la tasa era de 0,9 por cada millón de habitantes.

Esta situación puede mejorar con la entrada en vigencia del artículo 27 de la Ley sobre Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células en seres humanos, el 26 de noviembre de este año, pues dicho artículo establece que todos, mayores de 18 años, seremos donantes a menos que hayamos expresado en vida lo contrario.

De hecho, y según informó ayer Gabriela Paz, una de las coordinadoras hospitalarias de trasplantes de la Ontv, 17 mil personas se han registrado como donantes a través del número gratuito 0800-Donante (0800-3662683), publicado por AVN. Aunque el registro es confidencial, la decisión deber ser informada a la familia, pues serán consultados sobre la voluntad de la persona si fallece por muerte cerebral. Si no hay registro sobre la voluntad del fallecido, la ley lo considerará donante presunto.

Elizabeth Montoya, coordinador médico nacional del Spot, precisó que en Venezuela se hacen trasplantes de riñón, corazón (a niños), hígado, de los tejidos córneas y válvulas cardíacas y células progenitoras hematopoyéticas (CPH) o médula ósea.

En el caso de los donantes cadáver, el promedio de edad es 29 años, y 25% son pediátricos, por lo que la decisión de la familia es difícil, pero los coordinadores hospitalarios son los que intervienen. «Lo importante es que manejemos el concepto de muerte cerebral, porque si bien la familia ve que la persona está viva, lo está porque está conectado a un respirador. Es como un ramo de flores, se ve vivo, hermoso, pero son flores muertas porque no tienen la raíz, en nuestro caso, esa raíz es el cerebro, y es el que comanda todas nuestras funciones», explicó. La persona es mantenida con el corazón latiente para garantizar la perfusión o flujo sanguíneo a los órganos que pueden ser trasplantados, precisó Paz.

Los pacientes en lista de espera están en igualdad de condiciones, se evalúa el tiempo en diálisis, fecha de ingreso a la lista, y si es un niño tiene prioridad. Miguel Chacón esperó la llamada de la Ontv durante un año, tiempo en el que asistió a hemodiálisis. Con 11 años, y a casi 12 meses de ser trasplantado, recobró algo que debió vivir siempre: «ahora puedo jugar e ir a la escuela».