Acuerdos de 1952 y 1954 no eran suficientes para definir límites de Ecuador con Perú

Ecuador aceptó en el 2011 suscribir un tratado de límites marítimos con Perú porque los acuerdos de 1952 y 1954, firmados también por Chile, no eran suficientes para ese fin, explicó hoy Aníbal Quiroga, miembro de la Comisión Consultiva de la Cancillería en el caso de La Haya.

«Si la tesis chilena es que los convenios de 1952 y de 1954 son tratados de límites, ¿por qué con Ecuador sí firmamos un acuerdo específico de límites y no con Chile? Ello demuestra que esos dos acuerdos no eran suficientes como tratado marítimo», anotó el especialista.

Opinó que haber citado a Ecuador en sus alegatos sería contraproducente para Chile, porque el tratado del 2011 fue inscrito en Naciones Unidas, con coordenadas y mapas, pero hasta el momento Chile no ha podido demostrar la existencia de un tratado explícito.

Incluso, Quiroga rebatió el argumento de la defensa chilena, que sostiene que el acuerdo del 2011 era innecesario y que fue una jugada de Perú, que habría llevado «de la nariz» a Ecuador a firmar tal acuerdo, cuando este es un país soberano.

«Si Ecuador hubiera estado en la misma posición que Chile no habría tenido necesidad de hacer ningún tratado. Es decir, en este caso sólo hubiera bastado con invocar los acuerdos de 1952 y de 1954», declaró el experto a RPP.

Por ello, añadió que la referencia aludida por Chile al convenio entre Perú y Ecuador refuerza parte del trabajo de los juristas peruanos.

Detalló que en el tratado con Ecuador, en efecto, sí se recoge la línea del paralelo de referencia para fijar la delimitación marítima entre ambos, porque el departamento fronterizo de Tumbes posee frente a sus costas una proyección clara de 200 millas en ese mismo sentido.

Por su parte, Enrique Bernales, también integrante de la comisión respectiva de la Cancillería, comentó que simplemente la ausencia de Ecuador en este contencioso jurídico es porque todas sus fronteras están delimitadas y en este juicio no se siente aludido.

En diálogo con la Agencia Andina, sostuvo que en lo que va de sus alegatos orales la parte chilena todavía no ha presentado la prueba principal, directa y esencial de su defensa: la existencia de un tratado de límites marítimos con Perú y su respetiva cartografía.