Municipalidad de Huaura deficiente en gasto público‏

Municipalidad de Huaura deficiente en gasto público‏

Las cifras de ejecución de gasto por parte de la Municipalidad Provincial de Huaura la ubican en el penúltimo lugar del ranking de municipalidades de la provincia de Huaura en torno a esta materia.

Esto mereció las críticas por parte de ciertos sectores, que asimilan el hecho como una falta de proyección en materia presupuestal y la adecuada inversión de los recursos en beneficio de la población.

Para el ex regidor provincial, Paul Torres Francia, el problema radica en la capacidad de decisión del alcalde, Santiago Cano, en designar a funcionarios idóneos para la obtención de los resultados de gestión.

Un análisis que se centra el trabajo de las diversas gerencias de líneas supeditadas por la Gerencia Municipal, que en los dos años de gestión ha contado 5 titulares a la cabeza, pero sin los resultados deseados.

“Esto pasa por la mala designación y no haber hecho el seguimiento correspondiente y aquí también tiene que ver mucho la designación de los regidores, pues ellos se reúnen dos veces al mes para exigir resultados” remarcó.

El alcance detalla que la comuna provincial, sólo ha alcanzado en promedio el 42% de las inversiones presupuestadas para este año, lo que refleja una situación alarmante, pues municipios como Végueta o Hualmay le llevan la delantera.

A ello se suma la aprobación por mayoría, de parte del concejo, en destinar un 90% de los recursos del FONCOMUN en gastos corrientes y sólo un diez 10% en materia de inversión para el próximo año.

Una situación que se suma a las denuncias de presuntos actos de corrupción denunciados al interior del municipio a lo largo de este año como el gasolinazo, el presunto tráfico de pinturas, el escándalo de los proveedores y a esto se añade la falta de puesta en servicio a la ciudadanía de las unidades adquiridas para seguridad ciudadana.

Un cúmulo que terminó en un pedido de vacancia presentado en contra del burgomaestre, que no prosperó, y posteriormente de los regidores, por el incremento de los sueldos y dietas, respectivamente.

“Si vemos el resultado de la actual gestión en los dos últimos años, lo mejor es que se cambie, si las cosas estuvieran bien quien estaría pidiendo esta situación”, finalizó.