Ex congresista ‘comepollo’: «Urtecho ya debería estar conmigo en la cárcel»

El ex congresista José Anaya, más conocido como el “comepollo”, reapareció en la escena pública para pronunciarse sobre el caso del cuestionado parlamentario Michael Urtecho. Anaya lleva preso dos años y ocho meses como parte de una condena de cinco años.

678188

El ex congresista José Anaya, más conocido como el “comepollo”, reapareció en la escena pública para pronunciarse sobre el caso del cuestionado parlamentario Michael Urtecho. Anaya lleva preso dos años y ocho meses como parte de una condena de cinco años.

Anaya (ex UPP) fue hallado culpable de falsificar comprobantes de pago en consumo de pollo a la brasa para justificar gastos operativos en el Congreso. Asimismo, de una boleta de pago del pasaje aéreo de la empresa IDA Service S.A.C.

El ex legislador recordó en entrevista a “Perú.21” que fue desaforado por un monto de siete mil soles, mientras que Urtecho ha sido denunciado por más de 200 mil soles en boletas y facturas.

“QUE LO TRATEN IGUAL QUE A MÍ”
Anaya considera que el caso de Urtecho es más grave que el suyo porque este último pidió reembolsos al Congreso. Aunque parece estar convencido de que Urtecho saldrá librado de las acusaciones.

“A mí me condenaron por peculado y falsificación, pero a él lo acusan de concusión, estafa, asociación ilícita para delinquir y enriquecimiento ilícito. Eso es muy diferente (…) lo que sí exijo es que el Congreso lo trate igual que a mí (…) las denuncias contra Urtecho por sus delitos llevan casi un mes y no pasa nada”, increpó.

“ES COMÚN EL RECORTE DE SUELDOS”
Anaya dijo también que la falsificación de documentos y el recorte de sueldos en el Congreso es bastante común. “Yo fui un ángel al lado de 119 congresistas en esa época. Todos los congresistas que fueron, y que son ahora también, estaban metidos en eso (…)”, expresó.

Según contó, “la misma gente que trabajaba en el Parlamento, que vive allí por años, va a tu oficina buscando trabajo y a ofrecer sus servicios”.

Anaya recordó que Urtecho se abstuvo de votar cuando el pleno vio su caso. “Si el Congreso hace algo, aunque lo dudo, Urtecho sabrá lo que es una tortura, el maltrato y que te maten en vida. Cuando venga acá, a la cárcel – porque él ya debería estar acá, conmigo– verá lo que se sufre. Yo hasta me he querido matar”, concluyó.

EL COMERCIO.PE