Presidente Ollanta Humala inauguró carretera en Huarochiri

Ante un gran número de asistentes, el Jefe de Estado afirmó que la necesidad de conectar nuestro pueblo con una buena pista es un tema de unidad nacional y “va más allá de colores partidarios”.

ollanta

El Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, inauguró esta tarde la carretera Barbablanca – Callahuanca, en la provincia de Huarochiri (Región Lima), en beneficio directo de 2,405 habitantes de la zona.

Ante un gran número de asistentes, el Jefe de Estado afirmó que la necesidad de conectar nuestro pueblo con una buena pista es un tema de unidad nacional y “va más allá de colores partidarios”.

En este caso, sostuvo que se consideró necesaria la ejecución de esta vía -con una inversión de casi 4 millones de soles- con el propósito de complementar el programa “Mi tierra un producto” y generar el desarrollo y la riqueza de Callahuanca. No obstante, recomendó ver las oportunidades y el potencial turístico de este distrito, así como trabajar buenos servicios para que las familias de la capital visiten este lugar.

Aseguró que con esta obra le decimos a un pueblo que lo respetamos y nos preocupamos en su conectividad, principalmente, porque va a permitir mejorar las condiciones de vida de nuestras familias. “Queremos mejorar la condición de vida de las comunidades y de los pueblos”.

En ese marco, el mandatario se comprometió a trabajar en el desarrollo de los hospitales, las carreteras que conecten Lima con la zona centro del país, a fin de generar mayores oportunidades para que haya integración comercial entre Lima y otras regiones aledañas.

Del mismo modo, ofreció apoyar a la región Lima en el saneamiento básico, en electrificación, a llegar con los programas sociales a las familias más pobres y mejorar los centros de salud, “para tocar el corazón de la gente”. “Queremos que Callahuanca, los distritos y pueblos de toda Lima región tengan una oportunidad”, estimó.

Enseguida, enfatizó que la gran transformación se hace a través de la educación, de la buena alimentación y la buena salud. Por ello, garantizó que los programas sociales se quedan para larga vida y hay que expandirlos para que lleguen a todos. “Esa es una política real de inclusión social”, concluyó.