China lanza su primera sonda espacial para explorar la Luna

Durante su misión, instalará un telescopio en la Luna por primera vez en la Historia, observará la plasmasfera (gas ionizado que circunda la Tierra) y examinará mediante radar la superficie del satélite.

China lanza misilLa sonda lunar china Chang E 3, la primera de este país que tendrá como misión aterrizar en la superficie del satélite y explorarla, despegó hoy desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xinchang, en el centro de China.

La sonda, que incluye el primer robot de exploración lunar chino, al que se ha llamado «Yutu» o «Conejo de Jade», está impulsada por el cohete «Larga Marcha 3B» y se lanzó a la hora prevista, las 1.30 hora local del lunes (17.30 GMT del domingo).

Unos minutos más tarde, tras separarse de su lanzadera, Chang E 3 entró en la órbita de transferencia Tierra-Luna y desplegó sus paneles solares.
El director del Centro de Lanzamiento, Zhang Zhenzhong, compareció brevemente ante las cámaras para confirmar que el lanzamiento había resultado «un éxito».

Si la misión tiene éxito, China se convertirá en el tercer país del mundo, por detrás de EEUU y la antigua Unión Soviética, que habrá hecho aterrizar un artefacto en la superficie lunar.

La sonda alcanzará la superficie selenita a mediados de diciembre si todo sale según lo previsto.

En principio está previsto que la sonda descienda sobre el cráter conocido como Bahía de los Arco iris, una zona elegida especialmente por sus condiciones llanas y que recorrerá «Yutu» para llevar a cabo pruebas geológicas durante tres meses.

Con un peso de 140 kilos, «Yutu» puede desplazarse a doscientos metros por hora y está equipado, entre otras cosas, por cuatro cámaras y dos brazos móviles que pueden extraer muestras del suelo lunar.

Durante su misión, instalará un telescopio en la Luna por primera vez en la Historia, observará la plasmasfera (gas ionizado que circunda la Tierra) y examinará mediante radar la superficie del satélite.

El lanzamiento de la misión de exploración de la superficie lunar tiene lugar diez años después del primer vuelo espacial de un astronauta chino.