Canta: una opción para viajar con la familia durante este feriado largo.

Una opción para visitar por su cuenta y en automóvil es Canta. Un lugar que se encuentra a solo 101 kilómetros de Lima (a tres horas de viaje), fácil de llegar y que cuenta con un clima templado a más de dos mil 800 metros sobre el nivel del mar.

CANTA

El Poder Ejecutivo decretó que el lunes 30 y el martes 31 de diciembre serán días no laborables para los trabajadores del sector público. Por ello será un fin de semana largo de cinco días y estamos seguros de que muchas familias buscarán salir de viaje y así promover el turismo interno.

Una opción para visitar por su cuenta y en automóvil es Canta. Un lugar que se encuentra a solo 101 kilómetros de Lima (a tres horas de viaje), fácil de llegar y que cuenta con un clima templado a más de dos mil 800 metros sobre el nivel del mar.

¿Cómo llegar? Se puede iniciar tomando la avenida Universitaria hasta llegar a la avenida Túpac Amaru e ir de frente hasta el kilómetro 22. Allí se topará con un sendero rodeado de campos de cultivo. Pasará por Punchauca (kilómetro 29), Trapiche (km 37), Yangas (km 56), Quives (km 64), Yaso (km 77) y San Buena Aventura (km 99).

Durante el trayecto, podrá apreciar los petroglifos de Checta, en el kilómetro 60 de la carretera a Canta (Santa Rosa de Quives), que consta de grabados en piedra de 450 figuras de hace 1.500 años de antigüedad. Para llegar al punto hay que escalar un cerro al lado de la carretera.

Otra opción es visitar la ciudadela preínca de Cantamarca, a 5 kilómetros al noroeste de Canta. Esta pequeña urbe aún mantiene un sector amurallado y con estructuras circulares alrededor de una pequeña explanada y también unas 24 colcas (almacenes) que se construyeron durante la ocupación de los incas en la zona.

Le recomendamos las cascadas de Huacosmarca (a 3.070 metros sobre el nivel del mar), que se forman por la unión de los ríos Ongongoy, Orapán y Yamecota. Constan de una caída de agua de 15 metros de altura.

Para apreciar esta maravilla natural solo hay que caminar 10 minutos desde el puente Negro, a 9 kilómetros desde el poblado de Canta.

También están las lagunas Chuchún y Verdecocha al este de Canta, como quien se dirige a Junín. Una vez en Chuchún se puede apreciar los nevados de la cordillera La Viuda y 15 kilómetros más adelante llegarán a Verdecocha, hogar de las gaviotas, patos andinos y otros especímenes.

Y al mediodía seguro lo apremiará el hambre, así que ¿por qué no se anima a probar la trucha, uno de los platos típicos del lugar? O quizá también una pachamanca, un tallarín de perdiz, un puchero o patasca. Opciones hay varias en los restaurantes Kantamarka, Alpamayo o 5 Estrellas (en Canta) o La Choza (también conocida como ‘Así es mi Tierra’ en Obrajillo).

Claves

Según el director de Canatur, Carlos Canales, solamente el 12% de los trabajadores estatales aprovecha para viajar al interior del país.

Indicó que el costo que generaría un feriado largo en el Perú asciende entre US$ 80 millones y US$ 120,00 millones.

LA REPÚBLICA