Marcha de policías en retiro termina en choque con agentes antimotines

protesta

La marcha convocada por los retirados de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, viudas y discapacitados que exigen mejoras en sus pensiones al gobierno adquirió por un momento conatos de violencia cuando los manifestantes intentaron romper el cerco policial a una cuadra del Congreso de la República.

En medio de bombas lacrimógenas y varazos, los efectivos en situación de retiro se enfrentaron contra sus colegas en actividad a quienes criticaron por no apoyarlos en una lucha que –según los manifestantes– está en favor de una mejora laboral para todos los institutos castrenses.

Las fuerzas del orden detuvieron a varios manifestantes, entre ellos al suboficial de tercera (r) Richard Germán Ortega Quispe, sindicado como uno de los principales promotores de esta convocatoria.

El ‘Plan Argos’

«Han puesto en marcha el Plan Argos, sacando a todos los oficiales a patrullar el centro de Lima», dijo Ortega antes de ser detenido y conducido a la comisaría de San Andrés.
«En muchas comisarías de Lima y provincias no ha asistido el personal. Ellos no han realizado ninguna huelga o paro, solo han faltado y seguro serán sancionados pero no procesados por insurrección porque no han cometido ningún delito», agregó.
No obstante, el comando de la PNP reveló que el servicio policial fue normal en todas las regiones del país. En Junín el paro pasó inadvertido, lo mismo que en Arequipa, Tacna y Cusco.

Igual en la capital se observó a policías trabajando en las calles.

Julio Cortegana Ludeña, presidente de la Federación de Retirados y Actividad de la PNP (Federpol), dijo que son muchos los problemas derivados del complicado sistema de remuneraciones que tienen. El objetivo de la marcha era “entregar un memorial al Congreso con demandas en favor de los policías en retiro y en actividad”.

Confirmó que José Luis Bastián Valverde, de 54 años, resultó herido en una pierna. “Hemos sido reprimidos con gases lacrimógenos y no hemos podido entregar al Congreso nuestras demandas”, señaló Cortegana.

Recorte de la ‘grati’

Los manifestantes portaban carteles en los que demandaban aumentos a los policías retirados y en actividad. Dijeron que el gobierno no ha cumplido con el incremento de las remuneraciones que debía hacerse en cinco tramos. Además, aseguran que se les pagó la gratificación en el mes de diciembre pero sujeta a descuentos de quinta categoría, con lo que al final recibieron un promedio de 175 soles.

Claves

Tranquilo. Sobre el supuesto paro policial, el ministro del Interior, Walter Albán, dijo que “no estaba preocupado porque no había ningún elemento de juicio que permitiera pensar que eso podía concretarse”.

Solicitud. Explicó que el suboficial Richard Ortega solicitó en mayo del 2013 su pase a situación de retiro.

Política. Señaló que el pedido era para participar en política en los procesos electorales del 2014 y el 2016. La solicitud fue declarada improcedente y recién pasó al retiro este año. Reiteró que no hay deudas pendientes con los policías y dijo que este gobierno es el que más se ha preocupado por la situación salarial de los efectivos policiales.

LA REPÚBLICA