Ucrania: se eleva a 35 el número de muertos y 505 los heridos

Asimismo, se indica que un total de 505 personas solicitaron asistencia médica a raíz de los disturbios, de los cuales, 292 fueron hospitalizados.

Ucrania

El Ministerio de Sanidad de Ucrania elevó hoy a 35 muertos y 505 heridos el saldo de los disturbios callejeros en Kiev, los cuales continúan pese a la tregua anunciada en la víspera por el gobierno y que fue quebrada por manifestantes radicales.

Pese a que en principio se informó que eran 28 los que perecieron por la nueva espiral de violencia, desencadenada el pasado martes en la capital, esta se actualizó posteriormente.

«Desde que empezaron los enfrentamientos, han fallecido 35 personas», señala la nota, según recoge la agencia Ria Novosti,

Asimismo, se indica que un total de 505 personas solicitaron asistencia médica a raíz de los disturbios, de los cuales, 292 fueron hospitalizados.

De otro lado, las fuerzas de seguridad ucranianas fueron autorizadas a usar armas en defensa propia después de que los disparos de un francotirador causaran heridas al menos a 20 agentes en Kiev.

«Con el objetivo de preservar la vida y la salud de los efectivos, se ha decidido su traslado a posiciones más seguras y el uso de armas en defensa propia conforme a la legislación vigente», anunció el Ministerio del Interior de Ucrania.

El pasado martes, el país vivió la jornada más sangrienta desde el inicio de las protestas en noviembre pasado, tras la suspensión de la firma del acuerdo de asociación con la Unión Europea.

Una verdadera batalla se desató en el centro de Kiev después de que un numeroso grupo de manifestantes intentara avanzar a la sede del Parlamento nacional, la Rada Suprema, en la que la oposición presentó un proyecto de reforma constitucional para recuperar el semipresidencialismo.

Grupos de radicales asaltaban edificios, quemaban neumáticos y arrojaban piedras y cócteles molotov contra agentes de seguridad. Por primera vez desde el inicio de los enfrentamientos, los manifestantes usan armas de fuego, según la Policía.

Andina