Cornejo: es importante pensar en normar las funciones de Nadine

El primer ministro dice que solo conversa con el presidente Humala. Agrega que sus ejes serán: seguridad, educación y salud

base_image-(1)

 

MARIELLA BALBI/EL COMERCIO

¿Cómo toma las críticas sobre la intromisión de la primera dama en el gobierno?
Mi trabajo como ministro siempre ha sido con el presidente, consultando, conversando con él. Él me ha dejado siempre actuar con mucha libertad y hemos coordinado muchos proyectos en el Ministerio de Vivienda y en las reformas. En verdad me es ajeno este tema de intromisiones y cosas por el estilo.

¿No da crédito a los ex primeros ministros respecto a la intromisión…
Ellos han dicho que en sus casos no ha ocurrido.

Óscar Valdés dijo que afecta a la institucionalidad del país.
Óscar está en campaña…

¿César Villanueva y Salomón Lerner también están en campaña?
Oficialmente estamos en elecciones regionales y provinciales. Es normal que los agentes políticos actúen.

Que el ministro de Economía diga: “La primera dama trabaja muy cerca con el Gabinete y con el presidente. Somos un equipo”…
Habría que pedirle una precisión a Miguel [Castilla]…

¿Se la pedirá?
Con él conversamos permanentemente de temas de gobierno. El rol de Nadine, el que yo le conozco, es ser la esposa del presidente, la primera dama y la presidenta del Partido Nacionalista  que está en el gobierno.

¿Quién gobierna, el partido…?
Obviamente el presidente. Ella tiene una opinión política. En el Ejecutivo actúa el presidente.

Una cosa es que opine, otra que decida o injiera. ¿Decir que el sueldo mínimo no está en la agenda del gobierno no es una intromisión en el Ejecutivo?
Sobre lo que está o no en la agenda del gobierno opinan todos los sectores políticos.

El ex primer ministro Villanueva renunció por ello y señaló que el tema se vio en el Gabinete el 7 de diciembre pasado.
Esa es una lectura.

¿Qué le dice a todo el país, que ve lo que el gobierno no ve y piensa que la primera dama pone ministros, decide?
(Ríe). Pensaré sobre esto. No podemos tener oídos sordos. Es un tema al que vamos a darle prioridad, pero aún no tenemos una respuesta. Tengo cuatro días acá. Para mí no es un tema. No es así. No es mi experiencia. Ella no ha ido al Consejo de Ministros ni por cortesía. Aportará con sus opiniones, pero las decisiones las toma el presidente.

¿Nadine Heredia no forma parte del equipo de gobierno?
No integra el Gabinete, no forma parte del gobierno. No toma decisiones.

¿Su opinión es una más?
Las opiniones pesan por sí mismas, no por quién las hace. Escuchamos a la población, escuchamos a todos. Su opinión pesa como corresponde a la presidenta del partido que está en el gobierno.

¿Cuando escucha al presidente decir que este es un gobierno de familia, qué piensa?
Que es una expresión de ellos. Quien ejecuta y gobierna es el presidente, sin ninguna duda.

¿Considera que hay que normar el rol de la primera dama?
No es un tema en el que haya reflexionado en particular, ni al que le haya dado un espacio sustancial. Ahora que me lo dice, me parece, para mí, importante pensar en este tema.

¿Presentará un proyecto?
Tengo muchísimos temas de los sectores, hay que priorizar. En función de eso se verá.

La ministra Ana Jara ha dicho que el Partido Nacionalista da la línea de gobierno. ¿Lo aceptará?
Ella es parte del partido de gobierno, yo no. La línea que vamos a seguir es la que da el presidente.

Que no es la línea del partido…
En algunos casos lo será, en otros no. La de Ana Jara es una opinión política.

¿Conversará con la pareja presidencial sobre este desbarajuste creado por la participación de la primera dama?
Es un tema que voy a conversar con el presidente. No he visto la necesidad de hacerlo. A mí que me juzguen por los hechos, por las cosas que voy a hacer concretamente.

¿Usted ha puesto a algún ministro?
Hemos conversado, coordinado y decidido con el presidente la participación de los ministros. Obviamente me voy a reservar los nombres. Hemos tenido que actuar con mucha rapidez, pero he terminado muy satisfecho. El Gabinete es un equipo de primera.

¿Conversa con la señora Heredia. Es amigo de ella?
No puedo decir que sea amigo, no hemos llegado a ese nivel. Converso con ella, por supuesto, de cosas accidentales…

Relativas al gobierno, imagino…
Bueno, también. Pero en Vivienda, siempre he trabajado íntegramente con el presidente. La mayor parte de conversaciones que he tenido con ella han sido en reuniones amicales. Después de dos años y medio  en el Gabinete se toma más confianza. Hemos estado en reuniones con nuestras parejas, conversamos de lo que se conversa en eventos como estos.

Se publicaron muchas fotos en las que la primera dama preside el acto y declara, y atrás están los ministros, usted incluido. ¿Qué piensa de ello?
Eso de presidir el acto es muy relativo. También tiene fotos donde están los ministros declarando.

¿Se debe limitar su aparición con los ministros?
Vamos a pensar sobre este tema.

¿Cómo se relacionará con las fuerzas políticas, será un primer ministro concertador?
La concertación le interesa al gobierno…
El presidente es un poco reacio a conversar con los partidos.
Hay estilos. Sin embargo, la práctica de este gobierno, en el caso de Juan Jiménez, ha sido esa. Se adelantó. Continuaremos esto. Hay un tema de énfasis. Para mí el contacto con los partidos políticos es fundamental, en las buenas y en las malas se tiene que mantener. En el tema de la cosa pública, de gobierno, se trata de tomar decisiones y de actuar en función del interés de toda la ciudadanía. Y ahí hay que escuchar. En temas importantes como el de las reformas de largo plazo, de seguridad ciudadana, educación, salud, promoción de inversiones se ha avanzado. Muchos son continuación de lo que se ha venido haciendo en gobiernos pasados. Es esencial continuar las políticas, haremos el mayor esfuerzo para que sea así. En ese sentido los puentes con los partidos no solo se van a tender sino que se van a usar y fortalecer.
¿Cuál es el primer tema que quisiera conversar con los partidos, el tema político?
En menos de 30 días nos presentaremos al Congreso, tenderemos puentes previamente con estos grupos políticos.

¿Conversará uno por uno?
En principio sí. Cada partido tiene su línea.

El Apra sostiene que hay una persecución contra Alan García por la megacomisión.
Es un tema a conversar con ellos.

¿Pero hay persecución?
No veo persecución. Hay una investigación en el Congreso y ahí se maneja este asunto.

El juzgado constitucional dijo que se ha violado el debido proceso.
En los temas institucionales hay que respetar el debido proceso. Es un asunto que tengo que tomar en consideración en la conversación con los partidos, con el Apra en concreto. Será un punto en la agenda. Con los fujimoristas también hay temas  sobre los que hay que conversar. No se trata de cegarse. Vamos a ir trabajando. En lo inmediato está el voto de confianza al Gabinete, para ello habrá un acercamiento. Pero no se va a agotar ahí.

Alan García condiciona el diálogo a revisar el aumento a los ministros…
Es una opinión. Yo voy a insistir en la concertación.

Keiko Fujimori ha dicho que su bancada no le dará el voto de confianza. ¿Conversará con ella?
Por supuesto, igual conversaremos con el fujimorismo. No es un asunto meramente utilitario, te contacto porque te necesito, o si no me gusta lo que opinas, no me reúno contigo. ¿Qué apertura es esa?

Usted fue funcionario en el gobierno de Fujimori.
Sí, también en el gobierno de Paniagua, de Toledo, de Alan García. Yo soy funcionario.

¿Es amigo de Keiko Fujimori?
No. Conozco a Yoshiyama, igual conozco a gente del Apra; soy amigo de Toledo porque compartimos la cátedra en ESÁN.

Toledo es un aliado del gobierno. ¿Lo confirma la designación de Carmen Omonte en el Ministerio de la Mujer?
Carmen ha pedido licencia en el partido. Participa a título personal. Con Perú Posible se coordinan algunas cosas, se tienen encuentros, pero en muchos temas no se concuerda.

¿Le preocuparía que solo el nacionalismo y Perú Posible le den el voto de confianza?
Vamos a trabajar para que sean todas las bancadas. Lo que está en cuestión son los pobres del Perú, esa es la mira por la cual tengo que convocar a todos.

¿Cuando le pregunten quién tiene la razón –Castilla o Villanueva– respecto a que se trató el tema del salario mínimo, qué dirá usted?
He estado buscando las actas, no termino aún, pero no he encontrado nada. Con seguridad no hubo un debate. A menos que haya sido en uno de los pocos consejos en los que no he estado, cosa que dudo.

¿Está en agenda o no el incremento del salario mínimo? Contradijo al presidente…
El Ejecutivo ya tomó definiciones, ha subido 25% la RMV. En el Consejo Nacional del Trabajo se discute esto, un lineamiento técnico es que se revise cada dos años. El último ajuste se hizo en el 2012. Ese plazo se va a cumplir. Como se viene discutiendo políticamente, el CNT ha activado el mecanismo para estudiar el tema. Cuando se pronuncie lo incorporaremos en la agenda del Ejecutivo para valorarlo. Actualmente no lo está. Es un tema amplio, tiene que ver con Produce, con la informalidad. Por eso cuando el CNT lo estudie, el Ejecutivo lo evaluará.

¿Se discutió en el Gabinete el incremento del 100% del sueldo de los ministros?
Se discutió y se conversó muchas veces.

¿Se aprobó por unanimidad?
Por supuesto, incluido César Villanueva.

¿Reconsiderarán reducir el monto o es inamovible?
En su momento evaluamos esto y se tomó una decisión que rige hasta el día de hoy. No hay necesidad de revisarla.

Es un tema altamente político…
Nuevamente, estamos escuchando, reconozco y valoro las opiniones. Las procesaremos al interior del Gabinete.

¿Va a plantearlo ya?
Cuando lo considere conveniente.

Lee la entrevista completa en la edición empresa de hoy