Carmen Omonte: «Debe regularse el papel de la primera dama»

La ministra de la Mujer, Carmen Omonte, explica los entretelones de su participación en la empresa minera Cemento Amazónico S. A. C., pero además fundamenta por qué debe evitarse «zonas grises» en el cargo de la primera dama, admitiendo además que este tema ha generado ruido político. Pero más revelador es que la titular de la cartera que combate la violencia contra las mujeres admite que ella misma fue en algún momento víctima del machismo.

 

¿Cómo encuentra al Ministerio de la Mujer?

Es uno de los ministerios con menos recursos, pero con el mayor rostro humano. Habría que luchar porque tenga más presupuesto. Atiende dos sectores importantísimos. La mujer, que es el 50% de la población, y la población vulnerable. Ana Jara ha hecho un gran trabajo. La felicito. Me interesa mucho darle independencia económica a la mujer. Me sorprendió también que hubiera una oposición grande al proyecto de cuotas de género en los cargos públicos. Entonces hay mucho que hacer.

 

¿Qué se puede hacer para frenar los feminicidios?

Me preocupa que en el último año hubiesen más víctimas que en el año anterior. Estaba revisando esos temas y hay cuellos de botella, pero todo el trabajo realizado lo vamos a seguir haciendo. No vamos a cambiar a la gente.

 

En noviembre encargó al estudio Benitez, Forno & Ugaz el tema de las acciones que tiene en una empresa minera. ¿A raíz de qué plantea la necesidad de hacer ese estudio?

En la region Huánuco nadie invierte. Desde chiquilla era mi sueño poder hacer algo, porque fuera de la ciudad hay una miseria absoluta. Estoy casada con separación de bienes, actualmente estoy divorciada. Cuando en una convesacion surge con mi ex esposo la posibilidad de hacer una inversión en Huánuco, alguien tiene que dar el primer paso. Mi ex esposo se encargó con sus hijos de crear y diseñar todo el proyecto, y a mi me invitan. Me dijeron, adquiere el 10%. Pregunté, ¿y mi posición en el Congreso? No hay ningún inconveniente, me respondieron.

 

¿Eso fue en 2012?

Sí. Luego en audiencias públicas me han preguntado si tenía participación en ese proyecto. Lo admití. No tenía nada que ocultar. Una persona, representante de un Frente de Defensa, preguntó cómo es que yo apoyaba un proyecto que iba a dañar el medioambiente. Le expliqué que con la tecnología se puede proteger el ambiente. Es importante que se diga que en ningún momento había nada que evidenciara que estaba violando la ley. Si hubiese sido así no hubiese entrado a la empresa. Todo está en mis declaraciones juradas ante el Congreso. Mi participación en Cementos Amazónicos es del 10%.

 

¿Y qué paso entonces para hacer el informe?

A finales de 2012 tuve inconvenientes en mi matrimonio, muy fuertes. En junio decido divorciarme. No fue una decisión tranquila, amigable. Los hijos de mi ex esposo me presionan a que me retire de la empresa. Es allí que yo acudo al estudio de abogados. Las cosas como son: segun la Ley de Minería, el Reglamento del Congreso y la Constitución no hay impedimento. En primer lugar soy accionista minoritaria. En el caso del matrimonio, casada con Luis, notarialmente mi divorcio entra el 15 de octubre de 2013. Oficialmente era todavía mi esposo, en diciembre recién salió el divorcio. Me dice incluso, primero que está casada con separación de bienes. Si alguien quisiera forzar la cosa, entre los dos tampoco son mayoría, sumando con las acciones de él no son mayoría. Entonces la ley no nos alcanza. Ya hice la cesión de las acciones y espero que los accionistas (ex esposo e hijos) no tengan ningún inconveniente.

 

La Comisión de Ética del Congreso va tomado interés en el tema.

Para mí no es un tema de ética. En ningún caso se puede pensar que voy a usar el cargo para beneficio de la empresa. Comisión tiene todo el derecho de analizar este tema, pero que vean los tema legales, que es lo que importa. Dicen que he apoyado tres proyectos de ley para beneficiarme. Pero no es verdad. Esos proyectos, en los que me reafirmo, son para redistribuir el canon y los saldos del canon. Beneficia a los distritos más pobres del país, ninguno beneficia a la minería.

 

¿Por qué cree que se le ataca?

Creo genuinamente que algunos políticos que me atacan lo hacen por desconocimiento, otros por rédito político. Acá no hay nada turbio, que simplemente lo hagan para traerse abajo a alguien sería lamentable.

 

¿Por qué los ataques vienen de Perú Posible?

Es una frase que para mí es muy dura. Durante la campaña para el Congreso a mí me dieron el último número, de relleno. El adversario está dentro, no afuera. Pero la mayoría de los dirigentes me han llamado deseándome lo mejor.

 

¿Quizá hay un poco de machismo?

Soy la primera vocera mujer de un partido político en este período de gobierno. He ocupado espacios que normalmente no son ocupados por mujeres, no quiero echarle la culpa al machismo, pero si lo es, con mayor razón tenemos que trabajar eficazmente.

 

El Gobierno necesita ministros que le sirvan de pararrayos para estas críticas. ¿Cuál es el límite del Gobierno para sostenerla a usted?

Tengo una fortaleza increíble en mi vida personal. Me dieron el último lugar en la lista pero la gente empezó a apoyarme. A pesar de eso logré ganar. Me considero en todos los planes una sobreviviente. Espero que el presidente Humala me conozca más, si ha seguido mi carrera debe haberse dado cuenta de que soy una mujer básicamente fuerte.

 

Usted ha dicho que Nadine Heredia es más legítima como dirigente política que como primera dama. ¿Cuál es la postura que tomará teniendo en cuenta que ella a estado muy cercana al Ministerio de la Mujer?

Reitero lo que dije. No es sencillo porque el país que tiene el esquema de que la esposa del presidente es cabeza del partido político de Gobierno. Por su puesto que no va ser fácil encontrar un diagrama claro sobre estas intervenciones. Personalmente considero que lo que da legimidad institucional a las declaraciones de Nadine Heredia es siempre y cuando quede muy claro su rol de vocera oficial del partido que gobierna. En otros países se maneja así.

 

El premier Cornejo está evaluando que se pueda regular el papel de la primera dama en el Congreso. ¿Usted qué piensa?

Me parece correcto. Siempre he creído que todos los vacíos legales deben evitarse. Bien que haya planteado esto.

 

¿En qué sentido debe regularse?

Que exista un organigrama. Si existe dentro de un organigrama el despacho (de la primera dama), tienes definido cuáles son tus funcionarios, cuál es tu plan de trabajo, cuál es tu presupuesto.

 

¿Hasta dónde tendría que ir la competencia de la primera dama?

Creo que hay que hacer el esfuerzo para evidenciar más claramente el posicionamiento que tiene ella o que institucionalmente le correspondería. Es el de vocero-presidente del partido que gobierna. Va a permitir que de ahora en adelante se pueden ir estableciendo parámetros. Si estuviera yo en la posición de Heredia dejaría muy claro que las posiciones que voy a tomar son desde el ángulo de la presidenta del partido que gobierna.

 

¿El cargo de primera dama debería quedarse como un cargo honorífico? El premier sugirió que podría manejar algunos temas.

También en los espacios de ayuda social. O establecerse funciones claras desde el punto de vista humano. Lo saludable finalmente es como se manejó en la época de Toledo.

 

¿Básicamente lo que usted plantea es que hay hoy un vacío y que por eso Nadine no puede ser fiscalizada?

Actualmente no puede serlo, sí. Yo planteo que quede muy definido.

 

Ministra, es usted autocrítica. Porque el premier Cornejo, por ejemplo, no ha visto problemas, dice no hay problemas, pero usted sí ve inconvenientes.

Yo no puedo ser incoherente de lo que dije antes y que ahora que estoy en el ministerio decir algo diferente. Creo también que Nadine tiene muchas fortalezas. Lo que ha complicado, lo que ha generado controversias es esa ambiguedad, esa zona gris en la que no sabe a título de qué está opinando.

 

¿Entonces usted no va pedir la luz verde?

Es una frase bien colorida, pero en mi caso tengo astigmatismo total (risas).

 

Nos ha llegado información de que usted ha sufrido en algun momento violencia familiar, ¿es eso cierto?

Hay aspectos en la vida personal que no deberían ser expuestos y menos utilizados, pero creo en la fortaleza de todas las mujeres y lamentablemente la mayor parte de las peruanas hemos sido víctimas, sí. Me identifico plenamente por las mujeres que luchan por salir adelante y quiero apoyarlas.

 

Eso le da cierta autoridad para hablar de violencia contra las mujeres.

Sí, total.