Otra vez Nadine: Primera dama rompió el protocolo esta vez en Chile (Vídeo)

La primera dama, Nadine Heredia, vuelve a generar controversia. Esta vez, protagonizó una escena que algunos han calificado como bochornosa. Sucedió durante la llegada de la comitiva peruana a Santiago de Chile.

La primera dama, Nadine Heredia, vuelve a generar controversia. Esta vez, protagonizó una escena que algunos han calificado como bochornosa. Sucedió durante la llegada de la comitiva peruana a Santiago de Chile para asistir al cambio de mando de la presidenta electa de ese país, Michelle Bachellet , informo  RPP.

 En las imágenes trasmitidas por la televisión chilena, se ve que luego de descender del avión presidencial, la primera dama logra caminar junto a su esposo, Ollanta Humala, por la alfombra roja, reservada para dignatarios, luego de un extraño movimiento, en el que parece escabullirse del personal de protocolo, que aparentemente trata de detenerla.

 Previamente, luego del saludo protocolar al pie de las escalinatas del avión, funcionarios de la cancillería peruana, le indican a la ministra de Relaciones Exteriores, Eda Rivas, y a la esposa del presidente ir por el lado derecho. Es en ese momento, en que luego de detenerse, Heredia acelera el paso y se ubica entre el presidente Humala y un oficial de las Fuerzas Armadas chilenas.

Otra vez Nadine: Primera dama rompió el protocolo esta vez en Chile (Vídeo) De esta manera, la primera dama también recibió los honores de la guardia militar, que solo deben recibir los jefes de Estado.

Según Marcelo Puelles, coordinador de prensa del Palacio de Gobierno, la cancillería chilena le indicó a Nadine Heredia que debía acompañar a su esposo. Sin embargo, en las imágenes se aprecia que solo hacen esa invitación al presidente Ollanta Humala.

 El analista político, Carlos Tapia, calificó de vergonzoso lo sucedido en Santiago de Chile y dijo que será «la comidilla» de todos los medios internacionales, que podrían reseñar el hecho como «una muestra del desorden del Gobierno del Perú».

 «Es vergonzoso el tema. Ella tercamente, a pesar que la gente del protocolo le dice que no puede ir por allí, agarra, piensa y regresa a la alfombra roja (…) Está queriendo demostrar que no se sujeta a las reglas del protocolo, sino que se considera parte del derecho de los presidentes para caminar por la alfombra roja. Esto es muy delicado».