Rondas Campesinas secuestran a periodistas en Puno

Periodistas de la región Puno, cumplían su labor en el distrito de Macari, recabando información sobre la detención por parte de las rondas campesinas, de unos presuntos implicados en el asesinato de un poblador para robarle su ganado, fueron retenidos por los ronderos.

Abuso

Periodistas de la región Puno, cumplían su labor en el distrito de Macari, recabando información sobre la detención por parte de las rondas campesinas, de unos presuntos implicados en el asesinato de un poblador para robarle su ganado, fueron retenidos por los ronderos.

La retención que linda con el secuestro – la misma que está penado por las leyes nacionales y el código procesal penal – no es tomada en cuenta por las rondas campesinas, que aparte de retenerlos contra su voluntad a los hombres de prensa, los insultaron y maltrataron.

Entre los secuestrados se encuentran Adolfo Becerra integrante del Comité Ejecutivo Nacional de la Federación de Periodistas del Perú, Wilfredo Ramírez Corresponsal de IRTP canal 7 (Televisión Nacional del Perú) y Roberto Quispe Mendoza.
La razón para que los hombres de prensa sean vejados por los pobladores de Macari, sería un artículo escrito por Adolfo Becerra, donde cuestiona los actos y posibles excesos que vendrían cometiendo las rondas campesinas contra personas que nada tendrían que ver, con las razones por las que son acusadas.

Además de exponer que estos actos colisionan con la libertad individual, consagrada en la Constitución Política del Perú, y por la declaración de la Organización Internacional de los Derechos Humanos. http://elaltiplano.com/2014/05/ronderos-estarian-cometiendo-excesos-en-la-aplicacion-de-los-derechos-consuetudinarios.

Muchos de estos excesos, son generados por la falta de la presencia del estado, a través de sus entes administrativos de justicia, seguridad, salud, servicios básicos, etc, etc. Pero ello no es óbice, para que en su afán de lograr sanción ejemplarizadora y evitar que los delincuentes vuelvan a afectarlos, se cometan excesos que son punibles por los códigos civil y penal del País.

Nuestra solidaridad con los colegas y sus familiares… Al cierre de la presente nota se desconocía si habían sido liberados, estaremos informando al respecto.