Ex alcalde de Pativilca que reveló corrupción teme por su vida

Uldarico Castillo Ramos –el ex alcalde de Pativilca que denunció presuntos actos de corrupción en el municipio de ese distrito, así como el sicariato.

Ex alcalde de Pativilca que reveló corrupción teme por su vida

Uldarico Castillo Ramos –el ex alcalde de Pativilca que denunció presuntos actos de corrupción en el municipio de ese distrito, así como el sicariato y otros actos criminales– reveló que fue amenazado de muerte el mismo día que La República publicó un informe sobre esos delitos. Ahora lo intimidan por haber dado su valeroso testimonio que permitió identificar a cabecillas de las mafias que vienen imponiendo un reino de terror en esa zona del norte de Lima.

El jueves por la tarde fue recibido por el ministro del Interior, Walter Albán, y sintió que sus esperanzas de encontrar apoyo para su seguridad empezaban a hacerse realidad.

El titular del sector se había reunido con el alcalde de Barranca, Romel Ullilén Vega –otro de los amenazados– y dos miembros del Frente de Defensa de esa provincia limeña. “El burgomaestre ha solicitado que sea una reunión de carácter institucional y se opone a que esté presente el señor Castillo”, dijeron en el despacho del ministro.

Castillo había denunciado que un grupo de sicarios vinculados a la minería informal y a construcción civil dominaba el distrito de Pativilca y extendía sus tentáculos por toda la provincia de Barranca. Incluso, pidió al gobierno central una intervención policial urgente para pacificar a la provincia.

Pero lo más alarmante fue la denuncia que hizo señalando que el municipio de Pativilca, a su juicio, «está secuestrado por delincuentes”.

El mismo día de la publicación, uno de sus hijos recibió un aterrador y preocupante mensaje en su celular: «Ya se jodió tu viejo”.

«Para combatir la delincuencia tiene que haber una decisión política y tomar como proyecto piloto la reactivación de las bases militares de Barranca y Huayto (Pativilca) que dio muy buenos resultados durante la época del terrorismo», sostuvo antes de la reunión con el ministro.

Explicó que esos recintos están prácticamente abandonados. «Tenemos información de que hay niños y adolescentes que están siendo adiestrados. Los mandan a robar y les pagan como si fuera un jornal», denunció el ex alcalde.

Advirtió que con celos políticos de algunos candidatos no podrán frenar la delincuencia.

Frente a las amenazas que viene recibiendo, Uldarico Castillo Ramos solicitó a la gobernadora de Barranca, Rosa Cotrina Hidalgo, garantías para él; para su esposa, Margot Flores Espinoza; y para sus cinco hijos.

Denunció que ayer sujetos desconocidos habrían realizado un ‘reglaje’ (seguimiento) a uno de sus vástagos desde un auto oscuro.

«Temo por mi vida y por la de mi familia. Si he revelado toda la corrupción es porque quiero la paz de mi pueblo», indicó el ex alcalde.

Fuente: La República