Atentado en Suecia: Camión arrolla a peatones y deja tres muertos.

camion arrolla

Un camión ha arrollado a los peatones en una calle en pleno centro de Estocolmo dejando al menos tres muertos y ocho heridos, si bien la policía no ha querido confirmar ningún balance. Medios locales elevan la cifra de muertos a cinco.

El primer ministro sueco, Stefan Lofven, afirmó que “todo apunta” a que se trata de un atentado terrorista. “Suecia ha sido atacada”, sentenció Lofven en sus primeras palabras tras el suceso. Ninguna organización terrorista ha reivindicado el atentado. El jefe del Ejecutivo informó de que se había producido una detención, pero la policía no la ha confirmado.

El conductor del camión estaría fugado: fuentes policiales han asegurado que no se lo ha podido apresar. Las autoridades buscan a un sospechoso, del que se han difundido una fotografía para contar con la colaboración de la población.

El vehículo, un camión de bebidas de grandes dimensiones, se estrelló contra el que es uno de los centros comerciales más conocidos de la capital sueca tras arrollar a la gente. Algunos medios locales aseguran que también se oyeron disparos, algo que no ha sido confirmado.

Tras el incidente, la policía sueca ha acordonado toda la zona y pedido a los ciudadanos que se alejan de la zona céntrica de la capital, a la vez que diversos helicópteros sobrevuelan el centro de la ciudad. Puntos clave como el Parlamento o el Palacio Real han sido acordonados y se ha ordenado la evacuación de la estación central de la capital sueca e interrumpido el tráfico del metro. El ataque se ha producido muy cerca de la estación T-Centralen, por la que pasan todas las líneas de la red. Los hospitales de la capital se encuentran en estado de emergencia, preparados para cualquier incidencia.

El incidente tuvo lugar a las 13.30 GMT, cuando un camión de grandes dimensiones empezó a atropellar a peatones en la avenida Klarabergsgatan, una gran arteria de la ciudad, y acabó su recorrido mortal en la peatonal calle Drottninggatan, estrellándose contra un gran almacén de una firma sueca. El edificio incluye varias tiendas a nivel de calle. Una gran y espesa humareda se levantaba en el lugar de los hechos tras el ataque.

Fuentes policiales han informado de que el vehículo utilizado para el atentado fue robado en algún momento de este viernes. “Fue robado durante un reparto a un restaurante”, dijo a AFP un portavoz de la empresa de transporte.

La gente huyó de la escena corriendo y gritando. Según testigos presenciales, varias ambulancias están evacuando heridos en el lugar de los hechos. Un testigo vio una serie de formas parecidas a cuerpos cubiertos por mantas. “Vi al menos tres muertos, pero probablemente hay más”, dijo el reportero de radio sueco Martin Svenningsen a Reuters.

“Nos paramos en una tienda de zapatos y escuchamos algo … y luego la gente empezó a gritar”, dijo el testigo Jan Granroth al local Aftonbladet. “Miré fuera de la tienda y vi un gran camión”.

El Presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, envió un mensaje de solidaridad a Suecia. Un ataque a un país europeo es “un ataque contra todos nosotros”. “Nuestros pensamientos están con el pueblo sueco después de los trágicos sucesos en Estocolmo”, dijo en un comunicado. “Un ataque contra cualquier estado miembro es un ataque contra todos nosotros”, añadió.

Noruega ha sido la primera nación en tomar medidas tras el ataque. La vecina nación ha informado que la policía portará armas, algo inusual en el cuerpo nacional, en las ciudades más importantes y en el aeropuerto de Oslo hasta nuevo aviso.

Este ataque recuerda los reivindicados por el grupo Estado Islámico llevados a cabo en Londres, Berlín y el sur de Francia en Niza, donde los camiones se abalanzaron contra la multitud. Hasta el momento se desconocen detalles de quién ha realizado el ataque.

El pasado 22 de marzo se dio el último antecedente de un atentado de este tipo, cuando un hombre de nacionalidad inglesa y converso al Islam arrolló a la multitud en el puente de Westminster, en Londres, causando la muerte a cinco personas.