Alan García: “A todos habrán podido comprar, pero a mí no”.

Alan García confirmó su asistencia a la Fiscalía por caso Odebrecht. (Renzo Salazar)

Por casi tres horas, el ex presidente Alan García respondió las preguntas del fiscal del caso Lava Jato, Hamilton Castro, referidas a la Línea 1 del Metro de Lima.

“He venido voluntariamente a prestar mi manifestación y creo haber esclarecido bien que no tengo ningún tema que se me reproche. A mí nadie me compra. Nadie me ha dado un centavo, ni he pedido un centavo”, enfatizó Alan García a su salida del despacho fiscal.

Según dijo, en su caso se “ha jugado con muchas especulaciones y con maldad” y se le ha pretendido culpar por supuestamente haber acelerado la ejecución del Tren Eléctrico.

Sin embargo, indicó que existen leyes que disponen darle prioridad a ese proyecto. “A todos habrán podido comprar, pero a mí no”, sentenció.

También reiteró que su viaje al Cusco con Jorge Barata, ex hombre fuerte de Odebrecht, no fue “sorpresivo” como se señaló en la prensa, ya que, dijo, así como con el empresario brasileño se reunió 323 con otros hombres de negocios. “Toda especulación absurda no tiene fundamento”, remarcó.

Alan García insistió en demandar que se investigue la ejecución de la Línea 2 del Metro de Lima, que, según indicó, tiene un costro de 5,800 millones de dólares, cuando la Línea 1, de similar extensión, demandaría en la actualidad 2,100 millones de dólares.

“¿Como es posible que por la Línea 2 vamos a pagar 5,800 millones de dólares?. Tenemos hacer investigación profunda de ese sobrecosto. También se lo manifesté al fiscal”, exclamó.