Alertan presunta venta de tamales con carne de perro

La Fiscalía General de Veracruz y la Secretaría de Medio Ambiente estatal realizaron una amplia investigación para hallar en puestos callejeros, tamales con carne de perro. Esto, luego de una serie de denuncias que se hicieron en redes sociales y a través de llamadas, las cuales alertaban sobre este insólito hecho.

Todo comenzó cuando una mujer compró un tamal en las afueras de Cuahtémoc, del puerto de Veracruz, y al comer el alimento se percató que los huesos no sabían a cerdo, por lo que decidió analizarlos en su casa. Provista de un guante, la mujer removió la carne y los huesos del tamal verde. Otra persona describió el alimento y mencionó que las costillas eran de perro, debido al tamaño, la forma y el color.

Al difundirse el video en redes sociales, los ciudadanos exigieron al ayuntamiento del Puerto de Veracruz que hicieran una inspección en los puertos de comida del lugar, por la presunta venta de carne de perro en dichos alimentos.

Las autoridades inspeccionaron la comida y tomaron varias muestras, incluyendo los tamales con supuesta carne de perro. El alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, dará a conocer si la comida es de consumo humano en un par de semanas, después de que sea analizada por la Jurisdicción Sanitaria Número VIII.

Como se recuerda, en el 2015, una persona encontró y grabó a un hombre quien estaba quitándole la piel a un perro para enviarla a los mercados de la entidad. Ante el reclamo de quien grababa, respondió que sólo hacía su trabajo. El hombre de 40 años tenía un puesto de tacos, pero el nombre y la ubicación no se dieron a conocer.

Anteriormente, en otros estados se ha documentado la venta de carne de perro para consumo humano. En 2010, un hombre que se dedicaba a recolectar fierros viejos fue detenido por policías de la entidad por destazar y tener varios cadáveres de perros colgados en el patio de su casa.