Presos incendian cárcel de Chile e intentan motín tras enterarse que uno de ellos tiene coronavirus

Los reos de la la cárcel de Puente Alto, al sur de Santiago de Chile, intentaron amotinarse este domingo luego de enterarse que uno de los internos dio positivo a la prueba del coronavirus (COVID-19), en disturbios que dejaron 26 heridos.

Tras presentar síntomas y realizarle exámenes, uno de los más de mil internos del Centro de Detención Preventiva de la comuna dio positivo al examen.

Los disturbios entre los presos comenzaron cuando la dirección del penal informó sobre este contagio al resto de la población del penal y ordenó una limpieza sanitaria a las celdas, explicó a periodistas, José Provoste, director de esta cárcel.

«Esto los alteró y se generaron estos desórdenes que no pasaron a motín. Se llamó a bomberos de forma preventiva, porque estaban tirando papeles quemados», sostuvo Provoste.

El desorden en la cárcel de Puente Alto fue controlado con “bombas lacrimógenas”, agregó.

«El intento de motín se saldó con 26 heridos. Darle tranquilidad a los familiares que no hay ningún muerto», explicó, por su parte, Germán Codina, alcalde de Puente Alto.

El preso con coronavirus (COVID-19) se encuentra aislado del resto de los internos, mientras que otros 20 reos están en cuarentena por haber mantenido contacto con el infectado.

Hace dos semanas, Gendarmería (Guardia de Cárceles) de Chile frustró una fuga de Santiago 1, el penal más grande de Chile, en medio de la incertidumbre de los presos que exigían recibir cuidados contra el coronavirus.

Hasta este domingo, se han registrado en Chile 2.139 contagiados con coronavirus (COVID-19) y siete fallecidos, según cifras oficiales.