Habiendo mas de 40 camas UCI disponibles de COVID-19 MUEREN 12 personas diario en Hospital Dos de Mayo

INFORME DEL DIARIO EL COMERCIO.
Desde que se inició la pandemia, el hospital Dos de Mayo tiene 40 camas disponibles en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para atender a pacientes con infección grave de COVID-19. Sin embargo, por problemas administrativos, estas no son utilizadas, y las más de cien personas que acuden a este nosocomio son auxiliadas en la cochera. A diario mueren 12 personas esperando una cama. Así lo denunció Jesús Valverde, médico intensivista de este hospital y presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva (Sopemi).

Hace diez años, la agencia de Cooperación de Corea del Sur apoyó al Gobierno Peruano en la construcción de un edificio dentro de este hospital y habilitó 56 camas UCI. Este ambiente funcionaba bien, pero desde hace algunos meses empezaron las fallas: el aire acondicionado se apagaba y el personal de salud trabajaba en malas condiciones.

Lo que se necesita son nuevos motores para aire acondicionado y presión negativa. La inversión, según Valverde, sería de S/1’400.000 aproximadamente.

El médico señaló que estos problemas “son de conocimiento” de la directora general del hospital Dos de Mayo, la doctora Rosario Kiyohara Okamoto, quien –indicó– no ha hecho “ningún esfuerzo por solucionar los problemas”.

Valverde agregó que en reiteradas oportunidades han tramitado informes y pedidos al Ministerio de Salud (Minsa) y que estos han sido conocidos por el viceministro de Salud, el doctor Víctor Bocángel, y la jefa del comando COVID, Pilar Mazetti. La única respuesta que han obtenido del sector es que “ya se les entregó dinero” para evitar que los médicos se expongan a contagios. “Pero ya pasó mucho tiempo, estamos hablando de dos meses y la gente se nos muere”, dice el denunciante.

Elefante blanco
Cuando empezó la pandemia por el coronavirus, tanto Valverde como sus colegas pensaron que el hospital Dos de Mayo sería el mejor centro de salud para recibir a los pacientes con infección grave de COVID-19, que necesitan ventilación. Sin embargo, eso no ocurrió. “Tenemos un elefante blanco en donde solo se ha habilitado el área de Neumología con seis camas UCI para más de cien enfermos que llegan a diario al hospital. Eso es totalmente desproporcionado”, añadió.

Cuando ha informado sobre la disponibilidad de las camas UCI en el país, el ministro de Salud, Víctor Zamora, ha contabilizado las del hospital Dos de Mayo. Son las mismas que el médico Valverde denuncia que no se están utilizando a pesar de encontrarse equipadas. “Hay un monitor, una cama multipropósito, un ventilador mecánico que está operativo”, describió Valverde, y cuestionó que el Minsa las incluya en las estadísticas.

“Los recursos humanos están garantizados. Si el problema se soluciona, mañana mismo podríamos trasladar a los pacientes graves que están en las camillas en la cochera o en sillas de ruedas muriéndose por una pésima gestión”, concluyó.

El Comercio recorrió ayer las instalaciones del Dos de Mayo y constató que había 40 camas disponibles. Además, solicitó una entrevista con el ministro de Salud Víctor Zamora, el viceministro Bocángel y algún miembro del Comando COVID a fin de tener sus descargos, El área de prensa del Minsa nos derivó con Carlos Cueva, director adjunto del hospital Dos de Mayo. Este respondió que no es cierto que tengan 40 camas UCI disponibles para enfermos COVID-19. “Solo tenemos 28 camas libres entre el segundo y tercer piso, y si no se han utilizado es porque falta optimizar el sistema de ventilación y aire acondicionado”. Agrega que sería irresponsable juntar en el tercer piso a pacientes no COVID-19 con aquellos que lo padecen .

Indicó además que ya tienen el expediente técnico listo y en este momento se encuentran gestionando el presupuesto en el Minsa para operativizar estas unidades. “Esperamos que en unos 15 días podamos tener operativos esos ambientes”, remarcó.