También se vacunaron con 2.000 dosis los funcionarios del gobierno de Vizcarra que donó Sinopharm

Fue un lote extra de dosis que entregó el laboratorio chino y se aplicaron fuera de los ensayos que dirigió el doctor Germán Málaga y su equipo de la Universidad Cayetano Heredia. Con ese lote fueron también inmunizados personal del Ejecutivo y sus familiares en el el mandato de Vizcarra.

Vacunagate, con esta palabra inicia la publicación del diario la Repíblica .

Fue un lote extra de dosis que entregó el laboratorio chino y se aplicaron fuera de los ensayos que dirigió el doctor Germán Málaga y su equipo de la Universidad Cayetano Heredia. Con ese lote fueron también inmunizados personal del Ejecutivo y sus familiares en el el mandato de Vizcarra.

Aparte de las 12.000 dosis de vacunas contra la COVID-19 que entregó la empresa china Sinopharm para las pruebas médicas de la Universidad Cayetano Heredia, adicionalmente proporcionaron otras 2.000 dosis que se aplicaron fuera de la cobertura de los ensayos clínicos.

Entre las personas que fueron vacunadas con las 2.000 dosis extras, se encuentran alrededor de 600 que son parte del personal médico y técnico relacionado con el proyecto de inmunización de Sinopharm (1.200 dosis).

Con las 800 dosis restantes fueron vacunados 400 profesionales que no pertenecían al proyecto de la Universidad Cayetano Heredia, pero estaban vinculados con las pruebas clínicas.

En este grupo también se sumaron funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores y del Ministerio de Salud del gobierno de Martín Vizcarra y sus respectivos familiares, entre otros, de acuerdo con fuentes consultadas por La República.

“Se puede decir que el gobierno de China lo que hizo fue regalar una ‘muestra gratis’ para los funcionarios del gobierno de Vizcarra dispuestos a probar la vacuna Sinopharm, como una forma de convencimiento para que elijan el producto chino y no otro’’, dijeron fuentes del Ministerio de Salud: “Es algo que hacen los visitadores médicos que van a los consultorios y obsequian muestras de sus productos para que tener la preferencia”.

Cuando se preguntó a las fuentes si la “muestra gratis” que obsequiaron los chinos de Sinopharm es la misma vacuna que luego compró el gobierno peruano y ahora aplica en la primera línea de lucha contra el Covid-19, la respuesta fue positiva: “Sí, es la misma vacuna, pero cuando donaron las muestras para quien quisiera inmunizarse, Sinopharm estaba en proceso de validación”.

Entre quienes recibieron las dos dosis de Sinopharm fuera de los ensayos clínicos, se encuentran el expresidente Martín Vizcarra y su esposa Maribel Díaz.

La Universidad Cayetano Heredia comunicó que Vizcarra no fue parte del proyecto experimental con la vacuna Sinopharm, pero el exjefe de Estado respondió diciendo que le causaba “extrañeza” porque, explicó: “De acuerdo a lo que siempre se ha coordinado con los responsables de este proyecto siempre se me informó de un solo grupo de 12 mil voluntarios”, en el que supuestamente se encontraba él.

El jefe del equipo médico que estuvo a cargo del proyecto experimental de la vacuna china, el médico Germán Málaga, confirmó a La República que el gobierno peruano recibió un lote extra de 2 mil dosis para inmunizar a 1.000 personas.

“Sí, pues, más o menos (esa es la cantidad, 2 mil dosis adicionales)”, señaló Málaga: “Pero no las hemos usado todas, tampoco”.