Violeta Bermúdez: Muertes y contagios por COVID-19 han tenido «reducción ligera» a nivel nacional

La presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, afirmó este viernes que los contagios y fallecimientos a causa de la COVID-19 han experimentado una "reducción ligera" desde que se implementaron las nuevas medidas para contener la pandemia en enero.

La presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, afirmó este viernes que los contagios y fallecimientos a causa de la COVID-19 han experimentado una «reducción ligera» desde que se implementaron las nuevas medidas para contener la pandemia en enero.

«Como resultado de las medidas desde enero, podemos reportar que se ha producido una reducción importante de la movilidad. Ello generó una mejora en algunos indicadores epidemiológicos. Así, a nivel nacional, la pendiente de fallecidos por COVID-19 y fallecidos totales han sufrido una reducción ligera», dijo en conferencia de prensa.

La ministra destacó que el ritmo de reproducción del coronavirus también ha descendido: de 1.2 a 1.01 en la última semana. «Esperamos llegar a valores menores a 1, ello solo será posible si continuamos respetando las medidas, cuidándonos y por nuestra parte avanzando en el proceso de vacunación», apuntó.

27 provincias en riesgo extremo
Por otro lado, Violeta Bermúdez informó que de las 24 provincias que se encontraban en nivel de riesgo extremo, 12 descendieron a nivel de riesgo muy alto y una a nivel alto.

Sin embargo, indicó que 16 nuevas provincias han ingresado a nivel de riesgo extremo. Así, a partir del lunes 15 de marzo, 27 provincias estarán en nivel de riesgo extremo «para efectos de las medidas» implementadas.

Entre las zonas que pasaron de extremo a muy alto, se encuentra Lima Metropolitana. En tanto, Callao continuará en la categoría de riesgo extremo.

Con todo, precisó la funcionaria, la población ubicada en zonas de riesgo extremo bajó de 15 millones 300 mil personas a 7 millones 100 mil.

«Si bien este es un dato muy importante porque arroja algunas mejoras en los indicadores epidemiológicos, no es motivo para bajar la guardia. Más aún si consideramos que en las últimas dos semanas se incrementó la movilidad por el ajuste que hicimos en las medidas para el nivel de riesgo extremo».