Joven indígena se vuelve el primer médico de su pueblo “no solo estoy estudiando para mí, sino también para mi gente”

En algunas ocasiones, el poder estudiar y terminar una carrera universitaria significa un gran esfuerzo, debido al difícil acceso que se pueda tener a la educación. Ese es el caso de un joven perteneciente a la aldea indígena de Uiramutā, quien a sus 17 años dejó su pueblo para poder cumplir su sueño de ser médico.

Hugo Pereira Juvêncio comentó que debido a que veía a su gente sufrir por la ausencia de un centro de salud o médicos, decidió estudiar medicina para brindar una atención de salud de calidad a todos los miembros de su comunidad, en especial a los ancianos, niños y mujeres embarazadas.

Hugo comenta que mientras estudiaba su carrera en la Universidad Federal de Maranhão, pasó por algunas dificultades debido a la conexión a internet que tenía, pero nunca se desanimó y siguió con gran ímpetu hasta lograr su cometido.