EE. UU. señala que amenaza de ataque terrorista contra aeropuerto de Kabul es “real” y “grave”

Mientras tanto, la evacuación en aviones militares estadounidenses avanza a un ritmo menor al deseado, bajo el riesgo de que la situación en Kabul se torne aún más crítica.

En una entrevista con CCN, Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, explicó que el riesgo de un atentado terrorista en el aeropuerto de Kabul por parte del Estado Islámico es “real, grave y persistente”.

Sullivan resaltó que las multitudes que se encuentran en el lugar están gravemente amenazadas, pero que una de las prioridades del Ejército estadounidense es prevenir estos ataques.

“Nuestros comandantes en el terreno tienen una amplia variedad de opciones que están empleando para defender el aeropuerto contra un potencial ataque terrorista. Estamos trabajando duro con nuestra comunidad de inteligencia para aislar y determinar de dónde podría provenir un ataque”, detalló.

Miles de personas se aglomeran en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul con el objetivo de poder salir del país ante el peligro que representan los talibanes y el régimen que pretenden instalar.

El Pentágono informó que el último sábado se evacuó a 3.800 personas en Afganistán y la cifra asciende a 17.000 en toda la semana, de los cuales 2. 500 son ciudadanos estadounidenses. Sin embargo, Sullivan no especificó la cifra exacta de sus compatriotas que siguen en tierras centroasiáticas y se limitó a señalar que son “varios miles”.

Este sábado, la embajada de Estados Unidos en Afganistán exhortó a sus ciudadanos que se encuentran en ese país a “evitar el viaje al aeropuerto o las puertas del aeropuerto a menos que reciban informaciones directas de un funcionario estadounidense de hacerlo” por “potenciales amenazas de seguridad” en las puertas del aeródromo.

La evacuación en aviones militares avanza a un ritmo lento, mientras que la situación en Kabul es “extremadamente dinámica” y podría tonarse aún más crítica, lo que genera dudas de si se llegará al 31 de agosto como fecha máxima para el repliegue de tropas.

De acuerdo con datos de la Casa Blanca, aún falta evacuar de Afganistán entre 10.000 y 15.000 estadounidenses. Además, se aspira a hacer lo mismo con un gurpo de entre 50.000 y 65.000 afganos y sus familias, a los que EE. UU. también quiere sacar del país.