Presencia de Iber Maraví en el gabinete se vuelve indefendible

Congresistas de tres distintas bancadas coincidieron en que la continuidad del ministro de Trabajo, Iber Maraví, es insostenible luego de que un informe de Perú21 revelara que el titular de dicha cartera es yerno del terrorista Hildebrando Pérez, principal responsable de la matanza de Lucanamarca (Ayacucho), y que su esposa y suegra firmaron planillones del Movadef.

Al respecto, el parlamentario José Cueto (Renovación Popular) señaló a este diario que Maraví no debe continuar en el cargo y que las acciones para removerlo deben tomarse inmediatamente.
“Todo esto demuestra que tiene y ha tenido vínculos con movimientos subversivos y terroristas. El país no merece que personas ligadas al terrorismo estén dirigiendo las políticas del Estado y menos en el sector Trabajo. Debe ser retirado inmediatamente. No debe seguir ni un minuto más como ministro”, aseveró.

Indicó que hay demasiadas evidencias al respecto. “Pasan los días y aparecen cada vez más informaciones que lo vinculan al terrorismo. Son demasiados elementos, ya debería estar fuera del puesto. No son casualidades”, agregó.

Por su parte, el congresista José Williams (Avanza País) también indicó que es necesaria la salida del titular del MTPE.

“Después de esta nueva información, todo hace indicar que el ministro está bastante relacionado con personas ligadas al terrorismo. No es una persona adecuada para el cargo. Alguien, cuya familia tiene esa relación con Sendero Luminoso, no puede tener un cargo público así. No es conveniente que sea ministro, hay mucho riesgo”, manifestó.

La legisladora Gladys Echaíz (Alianza para el Progreso) destacó la urgencia de destituir a Maraví de su puesto.

“Cuando hay problemas así, siempre será mejor que se busque una solución lo más pronto posible. Y la solución es su salida. La presunción de inocencia favorece a todos, pero cuando se trata de ocupar cargos públicos tan importantes, es mejor prevenir que luego lamentar”, acotó la también exfiscal de la Nación.

MOCIÓN DE CENSURA

Jorge Montoya, vocero de RenovacIón Popular, confirmó a este diario que esta semana presentarán una moción de censura contra el ministro Maraví y que contarán con el apoyo de las bancadas que votaron en contra del voto de confianza del gabinete Bellido.

“Estamos trabajando la censura; tenemos ya las firmas para presentarla. Es un proceso. El Parlamento tiene sus tiempos, pero vamos a presentarla en el Pleno que viene esta semana”, resaltó.

En adición, el congresista Cueto resaltó lo siguiente: “Nosotros como bancada no solo hemos pensado en interpelarlo. Ya hemos tomado una decisión y lo que toca es optar por censurar directamente al ministro”.

LA RESPUESTA DE MARAVÍ

Tras el informe de este diario, el ministro Iber Maraví compartió en redes sociales un comunicado a la opinión pública.

En el documento, el titular de Trabajo admitió que su esposa y suegra firmaron los planillones del Movadef, pero aclaró que lo hicieron “sin el debido consentimiento”.

“Ambas fueron abordadas en la calle por una persona que les solicitó apoyo con una firma, acto al que correspondieron sin solicitar más información”, intentó justificar con una tesis poco creíble.

Según señala Maraví, estas firmas no denotan “en ninguna medida la filiación política, formal ni ideológica” de su familia.

Asimismo, el ministro reconoció que el sanguinario terrorista Hildebrando Pérez sí es el padre de su esposa, pero alega que no lo conoció.

“Nunca tuve vínculo con el señor Hildebrando Pérez, me casé con su hija 14 años después de su muerte”, replicó. No obstante, en uno de los atestados policiales difundidos ambos aparecen involucrados en actos terroristas.

Maraví aseguró que se trata de “ataques políticos y mediáticos carentes de fondo”.

TENGA EN CUENTA:

-Más problemas. Según un nuevo atestado policial revelado por Panorama, Maraví habría participado en un atentado terrorista junto a Edith Lagos, pese a que haces unos días relativizó su grado de amistad con la terrorista.

-El nombre de Maraví apareció en atestados de atentados en Ayacucho y ha sido relacionado varias veces al Conare-Movadef.