Intervienen a centenares de personas en fiestas COVID-19 durante esta madrugada

Llevamos más de año y medio de pandemia y aún existen quienes desacatan los protocolos impuestos por las autoridades para evitar los contagios por coronavirus. Durante la madrugada de este lunes 6 de setiembre, agentes de la Policía Nacional irrumpieron dos fiestas clandestinas en Cajamarca y Cusco, donde intervinieron a más de 300 personas.

Sin ningún temor ante la inminente llegada de una tercera ola de contagios de COVID-19, más de un centenar de personas se dieron cita en una de las llamadas fiestas COVID, en el centro poblado de Cutervo, en Cajamarca. Al interior del establecimiento se venía realizando un concierto de cumbia que no contaba con ninguna medida de bioseguridad.

Tras tomar conocimiento de dicho evento, agentes de la PNP intervinieron el local en mención y hallaron a varios asistentes sin mascarilla, quienes, además, no respetaban el distanciamiento social, pero ello no fue lo peor. En una clara falta de respeto a la autoridad, algunos sujetos atacaron a los uniformados lanzando contra ellos botellas de licor.

Pese a los intentos por frustrar el operativo policial, la autoridad local pudo fiscalizar la ilegal celebración.

Por su parte, en Cusco, un local conocido como Tijuana, ubicado en la calle Mesón de la Estrella, alojaba en su interior a más de 200 personas que infringían el toque de queda y las normas sanitarias establecidas para combatir la pandemia.

La Policía tuvo que forzar la puerta de ingreso debido a que los organizadores de la reunión social se negaban a permitir la entrada de los agentes del orden. Al momento de retirar a los infractores, el estrecho espacio para la salida de peatones generó tensión, ya que podía ocasionar una desgracia. En dicho momento, algunos de los jóvenes alcoholizados aprovecharon en darse a la fuga y así evitar la multa correspondiente.