Hijo de colombiana que murió cruzando frontera de EE. UU. conoce a su papá en persona

El hijo de una mujer colombiana que falleció en el desierto del estado de Arizona, mientras trataba de cruzar la frontera de Estados Unidos, fue entregado a su papá en un aeropuerto del país norteamericano. El pequeño es el único sobreviviente de una trágica travesía en la que su mamá y su hermana perdieron la vida.

Con globos en la mano y la emoción al límite, el padre del menor, Hugo Morales, esperaba el momento para poder abrazar a su hijo, informó el portal Noticias Caracol.

“Es una felicidad muy grande recibir a mi hijo, pero todavía sigo con mi duelo por dentro por haber perdido a mi esposa, a mi hija. La verdadera felicidad para mí en este momento hubiera sido tenerlos a los tres juntos acá conmigo”, expresó.

Según el medio colombiano, Morales esperó durante un mes para que el Gobierno estadounidense le entregara a su hijo Kristhyan David, quien cumplirá apenas dos años en octubre.

Se trata del único sobreviviente del dramático intento de cruce por el desierto de Arizona, frontera de Estados Unidos, en el que su madre, Claudia Marcela Peña, y su hermana de 10 años murieron. La madre solicitó auxilio, pero la ayuda llegó demasiado tarde.

Efectivos de protección fronteriza los hallaron y el niño fue trasladado a un albergue en el estado de California. Después de hacerse una prueba de ADN para probar la paternidad, Hugo finalmente fue notificado de que le entregarían a Kristhyan. En tanto, la abuela del menor viajó desde Colombia para estar con ellos en este duro momento.

Tomado de la mano de la terapeuta que lo acompañó desde que llegó al albergue, Kristhyan al fin conoció en persona a su progenitor.
Pese al shock, la calma del infante es indicador de progreso en comparación con el estado en que llegó al albergue. “Muy emocionado, mucha ansiedad, estaba llorando mucho. Ni podías hablar con él porque no quería ni verte”, relató la terapeuta Ana Ríos.

La intervención terapéutica sirvió para que volviera a sentirse seguro y la recomendación ahora es que papá e hijo busquen apoyo psicológico para superar el trauma.