Arqueólogos abren una cámara sellada hace 40.000 años y hallan algo desconcertante

La cámara fue descubierta en las cuevas de Gorham, patrimonio mundial declarado por la Unesco ubicado en Gibraltar. Según autoridades, el hallazgo abre “un nuevo capítulo” en la historia.

Los arqueólogos del Museo Nacional de Gibraltar, en la costa sur de España, han descubierto esta semana una gran cámara en la parte trasera de la cueva de Vanguard, situada en el Complejo de las Cuevas de Gorham, patrimonio Mundial de la Unesco.

Durante unos 40.000 años, la arena cubrió esta cámara secreta en un recinto que pudo haber funcionado como uno de los últimos refugios neandertales. El hallazgo no fue inesperado, aunque supone una oportunidad crucial para aprender mucho más sobre nuestros antepasados.

Con este descubrimiento, el Museo Nacional de Gibraltar se prepara para llevar a cabo excavaciones que podrían revelar muchas reliquias biológicas sobre esta especie extinta del género Homo.

La cueva fue excavada por primera vez en 1997, y en 2012 se inició un proyecto con el objetivo de determinar si tenía pasajes y cámaras que fueron taponados por sedimentos posteriores, recoge el diario 20 Minutos. Hace varias semanas, nueve años después, se confirmó que sí existían.

La investigación preliminar ha revelado una cámara de 13 metros en el mismo techo de la cueva. En su interior, había una variedad de restos biológicos que incluían linces, hienas y buitres leonados, así como una especie peculiar de caracol marino conocido como gran buccino, que se cree fue llevado al refugio por un neandertal.

Los especialistas también observaron marcas de arañazos en las paredes de la cámara, las cuales probablemente fueron producidas por un carnívoro; sin embargo, aún no han identificado su especie. Además, encontraron indicios de terremotos antiguos.

“Se trata de hallazgos apasionantes que abren un nuevo capítulo de nuestra rica historia. (…) Los trabajos en esta cámara continuarán ahora con la perspectiva de realizar emocionantes hallazgos que hayan permanecido sellados durante más de 40.000 años”, señaló el ministro de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Cambio Climático de Gibraltar, John Cortes.
“Dado que la arena que sellaba la cámara tenía 40.000 años, y que la cámara era, por tanto, más antigua, debían haber sido neandertales”, dijo Clive Finlayson, director del Museo Nacional de Gibraltar, en referencia a los antiguos homínidos que vivieron en Eurasia desde hace unos 200.000 a 40.000 años.

Hace cuatro años, en esta misma zona encontraron un diente de leche de un neandertal de 4 años de edad cerca de la cámara. Según Finlayson, el diente “estaba asociado con las hienas, y sospechamos que las hienas llevaron al niño que probablemente estaba muerto a la cueva”.

El Complejo de Cuevas de Gorham contiene una variedad de restos de la especie homínida extinta que pueden ayudar a comprender mejor su estilo de vida mientras existieron. Aunque aún hay mucho por excavar, los arqueólogos creen que este fue uno de los últimos refugios en los que hicieron vida los neandertales antes de extinguirse con la llegada del Homo sapiens.