Vigilante agrede a mujer trans en estación de ferrocarril solo por no dejarse grabar

Video muestra cómo el agente le propinó un puntapié a la víctima. El Ayuntamiento de Barcelona reclama investigar el caso como una agresión tránsfoba.

Renfe, la principal operadora ferroviaria de España, expulsó a un trabajador de seguridad que agredió a una mujer trans en la estación de Sants de Barcelona la mañana del último viernes 1 de octubre, según informó el canal de televisión Betevé. El establecimiento se encuentra en proceso de reclamo para investigar la agresión y que sea considerada como un caso de discriminación tránsfoba.

El medio explicó que el problema inició cuando la mujer reclamó a una cámara que no la grabara. Agentes de seguridad privada, de la empresa Sureste, vieron el hecho y se acercaron para atacarla, incluso la pusieron en el suelo. Fueron cuatro guardias quienes la esposaron mientras uno de ellos le pegaba con la mano y le daba un puntapié.

Fuentes de Renfe manifestaron que el agente fue despedido de la estación española horas más tarde de ocurrido el suceso y agregaron que la propia empresa fue la que pidió la retirada inmediata del trabajador, pues afirmaron que no tolerarán conductas de ese tipo.

El concejal de Derechos de Ciudadanía del Ayuntamiento de Barcelona, Marc Serra, pidió “investigar esta agresión tránsfoba”, puesto que mientras la mujer era reducida, uno de los agentes le dijo “‘cállese señor para vejarla”, adicionó. El consistorio activó el protocolo y ofreció el apoyo jurídico y psicológico de la Oficina para la no discriminación para la mujer.

Asimismo, los Mossos d’Esquadra arrestaron en Salt (Girona) a un hombre de 23 años, de nacionalidad española, como sospechoso de un delito de odio y discriminación por razones homófobas y un delito leve de lesiones producido la última madrugada en un botellón en Girona.

De acuerdo a los Mossos, el detenido preguntó por su condición sexual a la víctima, un chico de 20 años que participaba en un botellón en una céntrica plaza de Girona, y a renglón seguido le propinó varias patadas y puñetazos.