Dictan prisión preventiva para cuatro investigados del caso «Los Ángeles Negros»

En el marco de las investigaciones por el caso Los Ángeles Negros, el Poder Judicial ordenó 18 meses de prisión preventiva para cuatro personas, a quienes se les acusa de haber cobrado altas sumas de dinero a familiares de pacientes con COVID-19 a fin de conseguirles una cama UCI con ventilador mecánico, en el hospital Guillermo Almenara (EsSalud).

La medida restrictiva fue impuesta para Ana Cecilia Aróstegui, Pedro Pino y Neri Ochoa. Asimismo, para Vanessa Muñoz Arróspide de Agarini, quien hasta ahora se encontraba en libertad bajo la figura de comparecencia con restricciones, la cual le ha sido revocada.

Ana Cecilia Aróstegui y Vanessa Muñoz eran miembros de la ONG Donantes de Esperanza. En tanto, Pedro Pino se desempeñaba como coordinador de la Red de Salud Almenara. Por su parte, Neri Magali Ochoa era coordinadora de Extensión y Cobertura de la Oficina de Atención de Hospitalización del mismo nosocomio.

Hace pocos días, Vanessa Muñoz fue noticia al revelarse su participación en una audiencia virtual, en la que se le ve llorando ante los jueces y fiscales. Si bien la mujer reconoció que intentó conseguir una cama UCI, dijo que lo hizo como favor a una amiga y no con la finalidad de obtener dinero o como parte de una organización criminal, tal como indica la tesis fiscal.

“Doctora, nosotros no somos criminales. En ese momento querían (cama UCI) para sus familiares (…) Yo pido perdón de manera nacional, por haberme equivocado y por haber ayudado a mis amigas de varios años. Jamás hemos estado metidos en eso”, señaló Muñoz, quien aseguró que el caso la estaba afectando a ella y a su familia.

Además de los ya mencionados, se encuentran implicados Luis Diego Moreyra, Miguel Ángel Agarini, Piero Pino (hijo de Pedro Pino), Sebastián Bazalar (hijo de Ana Cecilia Aróstegui) y Vanessa Recuenco. Los nueve son investigados por el Ministerio Público por los presuntos delitos de tráfico de influencias y cohecho activo.