Mantienen pruebas para el juicio contra Ollanta Humala y Nadine Heredia

Poder Judicial rechazó cuestionamientos contra informes y peritos que fueron incluidos por el Ministerio Público en el caso de presunto lavado de dinero en las campañas de 2006 y 2011.

El juez Richard Concepción Carhuancho ha rechazado los cuestionamientos del expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia contra diversas pruebas ofrecidas por el fiscal Germán Juárez Atoche en el caso del Partido Nacionalista Peruano, en el que ambos están acusados a 20 años de prisión, y 26 años y 6 meses de cárcel, respectivamente, por presunto lavado de activos.

Humala Tasso había solicitado que se “reconsidere” la admisión de varios elementos que sería utilizados en un eventual juicio en su contra como la participación de los peritos William Canario Santa Cruz y Gladys Vizcarra Alvarez, un informe pericial y otro de la Policía Judicial, una disposición del fiscal Juárez así como “audios y transcripciones de las interceptaciones de comunicaciones”.

Por su parte, la ex primera dama pidió evaluar nuevamente las declaraciones del colaborador eficaz 2-2015, Erika Delgado Meza, Juan Enrique Guerra, Renato Cárdenas Supanta y Gina Soto Riverani, así como ”las agendas año 2010, libreta solo para mujeres, libreta de tapa tornasolada y libreta de tapa con dibujos artesanales” que serían utilizadas en el proceso.

No obstante, el magistrado del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria resolvió el último martes denegar los pedidos de ambos acusados.

Según el juez, las pruebas cuestionadas por Humala no fueron extemporáneas, “sino pruebas ofrecidas dentro del plazo legal, aunque de modo defectuoso (…) de donde se sigue, que deviene en inexacto lo afirmado por la Defensa Técnica de Ollanta Moisés Humala Tasso”.

Acerca de lo solicitado por Nadine Heredia, Concepción Carhuancho aclaró también que “durante la etapa intermedia los sujetos procesales podrán ofrecer las pruebas que crean conveniente, de cara a un esclarecimiento cabal de los hechos materia de acusación, en cuyo caso, no será necesario que las pruebas provengan de la investigación preparatoria”.

Es decir, que contrario a lo sostenido por Heredia Alarcón, la inclusión de otras pruebas o su debate no es exclusiva de la investigación del caso, sino que estas acciones pueden realizarse también en el control de acusación y en el mismo juicio oral. Por estas razones, el juez Concepción Carhuancho decidió ratificar las pruebas ofrecidas por el Ministerio Público.

Sobre las agendas que cuestionó Nadine Heredia, el juez aclaró también que, tal como se había señalado en junio del 2017, “no hubieron elementos de convicción corroborantes de los sustentado por los peticionantes, que hayan esclarecido cómo llegaron las agendas a poder de Alvaro Gutiérrez Cueva y cómo se habría producido la afectación de sus derechos constitucionales”.

A puertas del juicio
El juicio contra Ollanta Humala, Nadine Heredia y otros nueve acusados entre colaboradores y familiares así como las personas jurídicas Todograph y el Partido Nacionalista Peruano, para quienes se solicitó la disolución y liquidación definitiva, estaría próxima a iniciarse luego de admitidas las pruebas a discutirse en la etapa final del caso.

Durante la semana pasada se admitieron como testigos a los expresidentes Alejandro Toledo (acusado en el caso Odebrecht a 20 años y medio de prisión), Pedro Pablo Kuczynski (investigado en el caso Westfield Capital por lavado de dinero), Luis Barboza Dávila (exfuncionario de la ONPE y acusado en el caso Cócteles contra Keiko Fujimori) para que declaren en el proceso.

También se aseguró la participación de 72 aportantes al Partido Nacionalista Peruano, de los cuales 66 de estas personas asegurarán no haber entregado dinero para la campaña presidencial y 6 de ellos, haber aportado menos de lo que declaró el partido ante la ONPE.

El fiscal Germán Juárez postula que Humala y Heredia recibieron aportes del gobierno venezolano de Hugo Chávez y US$3 millones del Partido de los Trabajadores de Brasil, a través de Odebrecht, montos que utilizaron en las campañas del Partido Nacionalista el 2006 y 2011, cometiendo lavado de activos.