Primera dama se negó rotundamente declarar a fiscal de Lavado de Activos

Primera dama se negó rotundamente a declarar a fiscal de Lavado de Activos

La primera dama Lilia Paredes llegó esta mañana al despacho de la fiscal Luz Taquire atendiendo a su citación, tras las declaraciones que brindó la colaboradora eficaz Karelim López sobre la tesis de maestría de la pareja presidencial.

Sin embargo, hubo un incidente cuando Paredes y su abogado Jorge Eduardo Díaz Campos se presentaron ante Taquire.

Según fuentes de Perú21, el letrado anunció que su patrocinada se acogería a su derecho a guardar silencio alegando que responder las preguntas podrían hacerla incurrir en “autoincriminación” que perjudicaría a su esposo, el presidente Pedro Castillo.

Ante ello, de acuerdo a las fuentes, la fiscal insistió en formular las interrogantes porque el silencio de la testigo no impide continuar con la diligencia. Pero Díaz se negó a que la esposa de Castillo escuchara las preguntas.

Taquire levantó un acta dando cuenta de la negativa. Según los informantes, la actitud de la cónyuge del mandatario se tipificaría como delito de negativa de colaborar con la administración de justicia, estipulada en el artículo 371 del Código Penal.

Además, la esposa del jefe de Estado también habría vulnerado el artículo 170 del Código Procesal Pena, en el que se señala que toda persona está obligada a responder las preguntas del fiscal. En este caso, la testigo debió indicar a Taquire que se acoge al silencio luego de escuchar cada pregunta.

La fiscal evalúa derivar este hecho a una Fiscalía común para que investigue si corresponde abrir una indagación indagación Lilia Paredes.

Karelim López declaró en marzo que existiría un “pacto” entre Castillo y el dueño de la Universidad César Vallejo, César Acuña, que habría consistido en la gestión de la tesis que permitió al jefe de Estado y su esposa alcanzar el grado de magísters.