Padre deja su tratamiento de cáncer para pagar el de su hija también con cáncer

La historia del médico Roberto Ávila y su hija Andrea -o Andy, como la llaman- acapara la atención de los medios periodísticos de México y las redes sociales luego de conocer el desprendimiento del cual solo un padre sería capaz: dejó su tratamiento de cáncer para centrarse en su hija de 4 años, quien también padece de cáncer.

El médico, de 37 años, fue diagnosticado con cáncer de estómago hace aproximadamente 1 año, estaba en tratamiento para vencer la enfermedad, pero tiempo después su hija fue diagnosticada con cáncer cerebral de tipo embrionario, por lo que decidió dejar de lado su tratamiento y enfocarse en el cuidado de la menor, según publica el diario Milenio.

A través de las redes sociales pidieron apoyo económico para las operaciones de Andy, medicinas y quimioterapias para eliminar los tumores en su cabeza y columna.

Pero la noticia triste se dio a conocer el sábado que pasó, el medico Roberto Ávila falleció a consecuencia del cáncer que lo aquejaba. La noticia la dio a conocer su esposa, también llamada Andrea, a través de su cuenta personal de Facebook.

“Cumpliste tu promesa, no te rendiste, por ti no quedó, ahora sé que seguirás con la promesa de siempre ver por Andy y por mí desde el cielo, te extrañaremos tanto, yo cumpliré mi promesa y cuidaré de nuestra princesa. Te amo corazón, hasta siempre”, escribió Andrea.

Andy continúa en su batalla contra el cáncer, la madre pide oraciones sobre todo ahora que la pequeña está en terapia intensiva desde el lunes 13 en el Hospital Universitario en la Ciudad de Monterrey. “¡Necesitamos un milagro!”, dijo.