Tras aislarse Jill Biden, vuelve a dar positivo a COVID-19

La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, volvió a dar positivo este miércoles por COVID-19, apenas tres días después de anunciar que finalizaba su confinamiento por esta enfermedad al dar negativo en dos pruebas.

Su portavoz, Kelsey Donohue, informó en un comunicado que la primera dama experimentó un «rebote» de la enfermedad, lo mismo que le ocurrió al presidente estadounidense, Joe Biden, a finales de julio.

Por ahora, Jill Biden no experimenta ningún síntoma, pero permanecerá aislada en su residencia en el estado de Delaware, al tiempo que se rastrean sus contactos estrechos.

Joe Biden toma medidas

Un funcionario de la Casa Blanca aclaró que el presidente, quien este miércoles regresó a la Casa Blanca tras pasar unos días de vacaciones con su familia, está considerado un contacto estrecho de su esposa.

Por ello, siguiendo el consejo de los gubernamentales Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), Biden llevará mascarilla durante los próximos 10 días cuando esté en espacios cerrados y cerca de otras personas.

El mandatario dio negativo este miércoles en un test de antígenos, detalló ese funcionario.

Jill Biden se enfermó de COVID-19 el 16 de agosto y estuvo aislada hasta el pasado domingo, cuando la Casa Blanca anunció que había dado negativo en dos pruebas.

Su caso es similar al del mandatario, quien se enfermó el 21 de julio, dio negativo el día 27 y volvió a dar positivo el 30 debido a un «efecto rebote» que, según explicó la Casa Blanca, experimentan algunos pacientes tratados con la pastilla Paxlovid. El 7 de agosto el presidente volvió a dar negativo.